Blog 
Callejero
RSS - Blog de Pruebas Pruebas

Archivo

  • 20
    Enero
    2010

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Rafael Dieste: El renovador del teatro gallego

    Algún secreto debe ocultar Rianxo para que en esta pequeña villa coruñesa nacieran tres de los principales escritores gallegos del siglo XX. Por si fuera poco, Castelao, Manuel Antonio y Rafael Dieste vinieron al mundo en la misma calle de esta localidad. Dieste, a quien se considera como una de las figuras del teatro gallego contemporáneo, nació en 1899 y ya en su juventud mostró interés por la música y el arte dramático. Inició sus estudios de Magisterio en Santiago y mantuvo una disputa ideológica con Manuel Antonio a causa de su visión crítica del nacionalismo gallego. La interminable Guerra de África le obligó a pasar dos años en tierras de Marruecos, de donde regresó dispuesto a comenzar su carrera literaria. Trabajó en los diarios Galicia y El pueblo gallego, tras lo que se instala en Madrid en 1930. Una de las actividades más destacadas de Dieste fue la difusión del teatro mediante las Misiones Pedagógicas, que recorrieron Galicia durante la etapa republicana para divulgar la cultura. En 1935 marchó a Bélgica y Francia para ampliar sus conocimientos teatrales y durante la Guerra Civil dirigió en el exilio las revistas Hora de España y Nova Galiza. En 1939 decidió fijar su residencia en Buenos Aires, donde colaboró en la editorial Atlántida. Más tarde fue profesor en las universidades de Cambridge y Monterrey, tras lo que regresó a Buenos Aires. En 1961 opta por volver a España, donde alterna su estancia entre Rianxo y A Coruña. A los diez años de su regreso, Dieste ingresó en la Real Academia Galega. El escritor falleció en su casa de Rianxo en 1981, después de haber publicado dos obras maestras de la literatura gallega: la pieza teatral A fiestra valdeira y el libro de cuentos Dos arquivos do trasno. La Academia Galega le dedicó el Día das Letras de 1995 y A Coruña le rinde homenaje con una calle y una plaza en el barrio de Monelos y con el nombre de un instituto de secundaria. J. M. Gutiérrez

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook