Blog 
Current News
RSS - Blog de John Gussman

El autor

Blog Current News - John Gussman

John Gussman

Sobre este blog de Economia

Noticias de actualidad, tendencias y otros.


Archivo

  • 16
    Diciembre
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    A Coruña emprendedores

    7 razones por las que elegir emprender a ser asalariados

    Es un hecho que el emprendimiento está en auge. Son muchas las razones que pueden llevarnos a querer emprender, es decir, a llevar a cabo nuestro propio proyecto, frente a trabajar para otros.

     7 razones por las que elegir emprender a ser asalariados

    La clave se encuentra en ver si nos identificamos con las motivaciones que llevan a muchos a emprender, si estamos pensando en embarcarnos en esta aventura, o, en el caso de que ya hayamos emprendido, si las mismas son las que nos empujaron a la hora de abrir un negocio o empresa. Las razones son de lo más variadas:

    Independencia económica

    Una de las principales razones que llevan a muchos a emprender es la libertad financiera, o lo que es lo mismo, poder hacernos con una cantidad de dinero suficiente que nos permita vivir de las rentas, es decir, no tener necesidad de trabajar más. Ahora bien, hemos de ser conscientes, de que esta libertad a la que estamos aludiendo no se consigue tan fácilmente, sino que es fruto de un duro y arduo trabajo.

    La segunda forma en la que se presenta la libertad financiera, es la de la construcción de activos que por sí mismos, vayan generando una rentabilidad, como puede ser montar tu propio negocio online.

    Ser su propio jefe

    Casi seguro que sea la razón esencial para emprender. Hay que tener en cuenta que hay personas que tienen una forma de ser, nada compatible con la autoridad, o bien que obedece a malas experiencias pasadas, motivo por el cual huyen a toda costa de tener un superior que les someta a sus directrices para ganar un sueldo. Esta razón para emprender incentiva la responsabilidad en la medida en la que el emprendedor es el único responsable de sus propios actos.

    Hacerse rico

    Esta es la clara voluntad de numerosos emprendedores. De todos modos, esta razón hay que gestionarla con cuidado, pues el emprendedor que únicamente quiere enriquecerse, suele fracasar en su intento. Si solo se tiene en la cabeza el hecho de ganar dinero, probablemente se descuide el largo plazo, razón determinante para que un negocio prospere.

    Contribuir al bien de la humanidad

    Tan altruista fin, se encuentra presente en el ánimo de buena parte de los emprendedores, si bien existe una parte de mitología respecto a ello. Cuando la mayoría de los emprendedores hablan de “cambiar el mundo” mediante su empresa, es un discurso que no resulta excesivamente creíble en boca de todos. Aunque se trata de una motivación muy noble, si no es la real, no debe utilizarse para enmascarar las auténticas razones que llevan a emprender a una persona.

    Buscar la solución a un problema

    Razón sencilla donde las haya, este tipo de emprendedores responden al perfil de aquellos que, por puro azar, tienen una idea revolucionaria y la llevan a cabo. El ejemplo más sencillos es el de coger un trapeador, unirlo a un palo e inventar la fregona, solucionando así el problema de que hubiera que fregar de rodillas.

    Necesidad

    En épocas de crisis, con unas elevadas tasas de desempleo, el ingenio se agudiza y las personas son capaces de crear modelos de negocios con los que obtener algún tipo de ganancias, tras ser despedidos de sus empresas. Ideas que, en ningún caso hubieran tenido que desarrollar de no haber salido de su “zona de confort”.

    Simple suerte

    El emprendedor por suerte, es el que se ha visto enfocado en el camino correcto de repente, mediante un destello de suerte que le ha convertido en emprendedor. Normalmente son personas que, a priori, han carecido de una auténtica vocación emprendedora, pero han estado en el lugar y en el momento adecuados, con un proceder adecuado que los ha convertido en emprendedores.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook