Blog 
Current News
RSS - Blog de John Gussman

El autor

Blog Current News - John Gussman

John Gussman

Sobre este blog de Economia

Noticias de actualidad, tendencias y otros.


Archivo

  • 08
    Febrero
    2017

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Economia A Coruña

    Aceite de coco, un complemento dulce y saludable

    El aceite de coco ha pasado en poco tiempo, de ser un gran desconocido, a apreciarse por las múltiples ventajas que, para el organismo, tiene su consumo regular. Tomar aceite natural de coco cada mañana proporciona energía y mejora la salud.

    Una cucharadita al comienzo del día, hará que no se altere el nivel de glucosa en sangre, y, que por tanto, no se experimenten las desagradables subidas ni bajadas de azúcar, culpables de la fatiga o del exceso de apetito por comidas desaconsejadas.

    Aceite de coco, un complemento dulce y saludable

    La mejor elección para endulzar los días

    El aceite de coco virgen, extraído en frío de su pulpa, es el más recomendable. Puede tomarse de muy diversas formas: añadido al café o como excelente sustituto del aceite de oliva, la mantequilla o la margarina.

    Como alternativa al azúcar blanco no tiene precio. Este último es un alimento procesado, poco natural y nada saludable, en la medida que su grasa negativa, se acumula en el organismo, concretamente en vientre y caderas.

    De esta manera, su consumo prolongado y abusivo, hace a los que tienen este hábito, más proclives a sufrir problemas cardíacos o de colesterol alto, así como diabetes e hipertensión, pudiendo llegar a acusar un debilitamiento general del sistema inmunológico.

    Con el aceite de coco, todo son ventajas

    Sus innumerables ventajas saltan a la vista, lo que hace que, asumir su coste, un poco más elevado que el de aceite de olivas u otros aceites que se encuentran en el mercado, merezca la pena. Entre las más destacables están:

    • Su gustoso sabor, pese a no contener azúcar. Quienes lo prueban por primera vez coinciden en que es muy agradable y dulce, lo que lo hace ideal para crear nuevas recetas como un bizcocho vegano que aporte un nuevo sabor, pero igualmente dulce.
    • Ayuda a fortalecer el corazón. Con su ingesta se obtienen ácidos grasos saludables. Sus propiedades antibacterianas, antioxidantes y fungicidas, también son dignas de mención.
    • Aporta energía y mantiene estables los niveles de glucosa.
    • Puede utilizarse para cocinar a altas temperaturas sin que pierda sus magníficas propiedades. Se adquiere en tarros cuyo contenido es sólido pero que, tan pronto supera los 21 grados, se derrite, convirtiéndose en aceite.
    • Aconsejado para los que sufren de hipotiroidismo. Su riqueza en vitamina B, ácido fólico, magnesio, calcio y vitaminas está contrastada.
    • Presente en dietas de adelgazamiento, por cuanto acelera el metabolismo, haciendo que el cuerpo queme más grasas y calorías.
    • La poca cantidad que se precisa, hace que un tarro tenga una duración que oscila entre los 6 y los 9 meses.

    Los amantes de la repostería están de suerte, pues no habrá receta en la que se resistan a incluirlo. También tienen gran aceptación como aliño de verduras asadas o como mantequilla vegetal, lo que hace que un alto porcentaje de veganos y vegetarianos los conviertan en su mejor opción a la hora de aliñar sus comidas, como ya venían haciendo con el aceite de frutos secos.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook