Blog 
Current News
RSS - Blog de John Gussman

El autor

Blog Current News - John Gussman

John Gussman

Sobre este blog de Economia

Noticias de actualidad, tendencias y otros.


Archivo

  • 29
    Noviembre
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Economia
    A Coruña

    El auge de los créditos rápidos entre los consumidores

    La forma de obtener un préstamo rápido ha cambiado mucho en los últimos años. La crisis ha golpeado duramente al sector bancario, como a cualquier otro y las entidades crediticias se han visto obligadas a frustrar las expectativas de un enorme porcentaje de sus clientes potenciales.

    El auge de los créditos rápidos entre los consumidores

    El papel de los préstamos rápidos en tiempos de crisis

    Que duda cabe que hoy los préstamos no tienen el mismo origen. Como la necesidad agudiza el ingenio cada vez son más las personas que buscan alternativas para financiarse. Entre ellas podemos destacar las empresas de financiación online. Estas entidades han encontrado su caldo de cultivo perfecto entre un sector de la población a veces necesitado. Sus servicios se caracterizan por ser muy ágiles, carentes de trabas burocráticas y adaptados a los tiempos que corren, en los que el público quiere cubrir necesidades con un solo click.

    ¿Los préstamos rápidos han desbancado a la banca tradicional?

    Una de las principales ventajas que encuentran los usuarios de estos servicios es que apenas tienen que esperar para tener el dinero en sus bolsillos. No queremos decir con esto que la banca tradicional esté en declive pero lo cierto es que hay un amplísimo porcentaje de la población que necesita de servicios de este tipo, que les permitan sortear los requisitos más duros que hay que cumplir para obtener un préstamo tradicional. Todos estos si son, a todas luces, clientes que los bancos de siempre han perdido.

     

    Y es que estas nuevas entidades crediticias dan todas las comodidades a sus clientes. Y ya se sabe, cliente contento, cliente que las recomienda. Y así, cada vez más.

     

    El cliente que va a solicitar uno de estos préstamos se encuentra desde el primer minuto con todos los datos en pantalla, mientras se halla sentado cómodamente en su casa. Ahora bien, no es oro todo lo que reluce y hay veces que lo rápido y fácil puede salirnos caro. Las organizaciones de consumidores recomiendan prudencia y hacer una comparativa entre entidades antes de decidirnos a contratar un producto de este tipo.

     

    No podemos perder de vista que, a veces, podemos vernos sobrepasados por el atractivo que, a priori, presentan estos créditos. Se suele tratar de cantidades cuyo reembolso podemos asumir con cierta facilidad, ya que vienen a cubrir gastos puntuales en momentos en los que se concentran, como por ejemplo la vuelta al cole de nuestros hijos.

     

    La clave: tener claro lo que se está contratando. Con esta premisa clara, los créditos rápidos pueden ser una excelente opción para “tapar agujeros”. Bastará con que entremos unos minutos en Internet para poder hacerlo. Y eso, innegablemente, está afectando a la banca tradicional.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook