Blog 
De Grastronomía
RSS - Blog de Antonio Jesús  Gras

El autor

Blog De Grastronomía - Antonio Jesús  Gras

Antonio Jesús Gras

Cocinero y profesor de cocina. Antiguo pirata, con deseos de encontrar tiempo suficiente para poder escribir y leer todo lo que quisiera. Veneciano de adopción. Canario de orígen. Sueña con retirarse en la isla de El Hierro.

Sobre este blog de A Coruña

Noticias, recetas, libros, acontecimientos, catas varias, vinos, comentarios personales sobre el bien y el mal de algunos aspectos de la gastronomía que me preocupan. Siempre desde un óptica muy mía. Sin pelos en la lengua.


Archivo

  • 01
    Marzo
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    ENCUENTROS CON LA COCINA MURCIANA 2012


     

    Debo de vivir en un mundo extraño, insondable, y desde luego alejado de la realidad.

    Vuelven a presentarse los Encuentro con la Cocina Murciana, y hay dos cosas que me llaman la atención nada más leer todos los menús que participan. Por una parte es que aún haya quien crea que 40€ es una cifra que atrae gente. Por ello felicito abiertamente a quien apuesta por esos 20, 26 euros y esa media que hace atractivo la historia. Otra cosa  será a la gente que factura a 40 euros si realmente quieren participar en un encuentro popular. Cuando se trata de esfuerzos hay que poner límites más cercanos a la realidad.

    Por otra parte al leer los menús encuentro una semejanza tremenda entre todos ellos.

    Ahora nos hemos vuelto todos seguidores del Chato, y lo hemos convertido en nuestro animal totémico, y aparece ya sea en aperitivos, entrantes, o platos principales.

    En eventos similares, como el Valencia cuina aperta, no hay miedos a otorgar un premio al menú más votado. Los premios pueden ser un gran incentivo para los locales. Denotan un trabajo. Parece que en esta tierra tenemos miedos a posibilitar distancias entre los locales. Un premio, votado de manera popular, o por un jurado, o de las dos maneras, supondría otro aliciente más para hacer más verídicas estas jornadas.

    Creo que se ha dado un paso con respecto a otros años. Han dejado de las fiebres de Foie y otros alimentos de moda, aunque hay quien sigue sin enterarse, pero eso es normal, en todas las familias hay hijos díscolos. Ahora falta que Hostemur apriete y haga que la ciudad sienta las actividades que organiza como suyas.

     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook