Blog 
De Grastronomía
RSS - Blog de Antonio Jesús  Gras

El autor

Blog De Grastronomía - Antonio Jesús  Gras

Antonio Jesús Gras

Cocinero y profesor de cocina. Antiguo pirata, con deseos de encontrar tiempo suficiente para poder escribir y leer todo lo que quisiera. Veneciano de adopción. Canario de orígen. Sueña con retirarse en la isla de El Hierro.

Sobre este blog de A Coruña

Noticias, recetas, libros, acontecimientos, catas varias, vinos, comentarios personales sobre el bien y el mal de algunos aspectos de la gastronomía que me preocupan. Siempre desde un óptica muy mía. Sin pelos en la lengua.


Archivo

  • 03
    Noviembre
    2010

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Tiempo de Calabazas


     

    El fruto de la planta herbácea de la familia de las cucurbitáceas presenta un gran número de variedades, de diversos tamaños, formas y colores. Y pueden ser comestibles o sencillamente dedicadas a la ornamentación.

    Su origen se ha localizado en la India, aunque se han encontrado en estado espontáneo en Guinea.

    En nuestra civilización fue introducida por los romanos, grandes aficionados a este alimento, porque mezclando la calabaza con miel conseguían hacer más digerible la carne, tan abundante y frecuente en sus extensos menús.

    De efectos laxantes y diuréticos, baja en calorías, ha entrado en nuestra alimentación como parte de guisos, como elemento principal en cremas, participando en arroces, en alguna cocción a la plancha, en postres muy particulares o populares, recordemos el cabello de ángel ya sea para ese “murciano” que cada vez se consume meno o en los rellenos de ciertos pastelillos de navidad. Además de encontrarla en mermeladas y compotas.

    Me gusta mucho cuando para utilizarla como base de cremas la acompañamos de contrastes muy salados, ya sean que quesos azules, cremosos o potentes, o pescados con notas de maduración salada o empireumática, es decir, con aromas torrefactos de café, té, cacao, madera tostada o fruta pasificada.

    Pero puede intervenir en arroces o risottos, sirviendo como elemento crujiente, y aprovechando el mojar nuestro sofritos con vinos ácidos y frescos, o con notas alcohólicas muy determinadas, como es el caso de los finos y las manzanillas.

    También dentro de bizcochos, plum cakes, muffins ó magdalenas, cumple con la característica de dar humedad y durabilidad a nuestras producciones, pudiendo unirla a chocolates o elementos grasos como algún mascarpone o requesón.

    Variedades comestibles y variedades ornamentales, la calabaza no es solamente para Haloween.

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook