Blog 
De Gucci a Zarucci
RSS - Blog de Sandra Med�n Figueroa

Sobre este blog de Moda y belleza

Un blog divertido dónde cabe moda, cotilleos y todo lo que se me pase por la cabeza... y no es poco! También aparecerán los looks más fashion que desfilan diariamente por Coruña.


Archivo

  • 12
    Enero
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    LA RANIATRANSFORMACIÓN DE LETIZIA

    Hace unos días adelanté cual sería el deseo que la princesa Dña. Letizia pediría a los Reyes Magos de Oriente:

    Queridos Reyes Magos, soy Dña. Letizia y os pido: ser como Rania de Jordania a la que admiro profundamente.

    La primera vez que vi a las dos frente a frente fue en las fotos de la Cena de Gala que los Príncipes ofrecieron a sus invitados la noche anterior a su boda. Rania estaba espectacular, como siempre, y después de saludar cordialmente al Príncipe Felipe se dirigió a Dña. Letizia quién, a través de su mirada, parecía estar pensando "algún día seré como tú". Creo que fue en ese instante cuando Dña. Letizia se fijó un objetivo que poco a poco ha llegado a convertirse en una obsesión.

    Cuando la sociedad española aún no había digerido bien la idea de que una atea, republicana y divorciada fuese la futura reina de España, nos sorprendió sometiéndose a una rinoplastia (operación nasal de cirugía estética). En ese instante empecé a sospechar que Dña. Letizia había comenzado su intento por alcanzar aquel objetivo y que no iba a parar hasta conseguirlo. El resultado de la rinoplastia a la que se sometió Letizia fue muy similar al resultado de la rinoplastia de Rania. Físicamente, las dos mejoraron notablemente.

    Con el perfil ya conseguido, Dña. Letizia continuó su Raniatransformación. Para ello dejó de lado sus peinados imposibles a base de ridículos flequillos, terribles bucles y cortes de pelo al más estilo “Príncipe de Beukelaer” y se propuso dejar larga su melena para conseguir un corte de pelo idéntico al que luce la soberana jordana.

    Poco a poco, Dña. Letizia parecía estar consiguiendo su meta aunque todavía había algo fallaba estrepitosamente, su estilismo. Mientras las revistas del corazón señalaban a Rania de Jordania como una de las mujeres más elegantes del planeta, la princesa española seguía apareciendo con estilismos sobrios, antiguos y sosos que únicamente conseguían sumarle años. Cuando Letizia empieza a parecerse físicamente a Rania es cuando se decide a cambiar su forma de vestir. Comienzan sus apariciones con looks más modernos, utiliza complementos y su imagen es mucho más joven y fresca.

    Finalmente, la Raniatransformación ha tenido lugar: mismas facciones, mismo peinado y misma forma de vestir.

    Sin embargo, y a pesar del esfuerzo por lograr este asombroso parecido, Rania de Jordania posee unos rasgos inimitables: su dulce y nunca desafiante mirada, la sencillez de su caminar, la calidez de su sonrisa y su sofisticación, elegancia y saber estar hacen de ella una mujer única y clara vencedora ante cualquier imitación.

    Mi querida Dña. Letizia, debería aunar toda su inteligencia para potenciar su autenticidad y no para convertirse en copia de nadie. Sería aconsejable que deje de mirarse en espejos ajenos y únicamente siendo usted misma se ganará el afecto, el cariño y la admiración. 
     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook