Blog 
De Gucci a Zarucci
RSS - Blog de Sandra Med�n Figueroa

Sobre este blog de Moda y belleza

Un blog divertido dónde cabe moda, cotilleos y todo lo que se me pase por la cabeza... y no es poco! También aparecerán los looks más fashion que desfilan diariamente por Coruña.


Archivo

  • 28
    Junio
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    LOS HORRORES DEL VERANO

    Llega el verano y también las imágenes horrorosas que cada temporada estival se cuelan en mi retina haciéndome pasar un buen rato, y digo un buen rato por los vaciles que solemos echarnos mis amigas y yo ante tales ilustraciones gráficas.

    No me digáis que nunca os habéis encontrado al típico macho paseando por el paseo marítimo de la ciudad dónde pasa sus ansiadas vacaciones ataviado con bañador, camiseta publicitaria y las chanclas speedo  de toda la vida. Hasta ese punto todo pasable pero cuándo te das cuenta que se ha enfundado un par de calcetines blancos tobilleros, la estampa pasa de veraniega a terrorífica. Y ya no te digo nada si en ese momento que pasa a tu lado le da una “chupetada” al super-helado que acaba de comprarse pero que con el calor le pinga por todos los lados.

    Otra imagen que todos los veranos suele repetirse es la de la típica señora en bañador sentada en su silla, porque de hacerlo en la toalla habría que llamar al servicio de grúas Eiriz, acompañada de sombrilla y nevera (que no puede faltar) y, cómo no, con una visera de Piensos Biona. Es que no hay verano en que las gorras de Piensos Biona no salgan a la luz. ¡Imperdonable!  Con los borsalinos tan monos que se llevan este verano.

    ¿Y qué decir del típico macho men que pasea y pasea por la orilla del mar con su bañador, si puede denominarse así, de cintura baja, ajustado, tipo competición, familiarmente denominado “Turbo”? ¡¡Patético!!! Sin embargo, estos hombres se dividen en dos categorías: el típico señor de edad avanzada y gran barriga que año tras año quita al ruedo el bañador de juventud y se niega a actualizarlo. Y los típicos jovenzuelos que al modelo “Turbo” añaden gafas de espejo, tatuajes, y el tono de piel  rojizo familiarmente denominado “gamba a la parrilla” con el que completan el  look “destroyer” con el que se sienten estupendos y fabulosos. 

    Si en un mismo día te encuentras a todos estos especímenes el despiporre puede ser total. Dejando estas situaciones aparte, hay otros elementos “típicalspanishsummer time” de los que no nos podemos olvidar:

    -       Por ejemplo, la pelota nivea ¿quién no se acuerda de aquellos aviones que sobrevolaban las playas soltando balones de Nivea a destajo? Pero qué peligro y qué inconscientes!! La cantidad de niños que habrán llegado a mar abierto intentando cazar alguno. ¡Qué fuerte!

    -       La crema de zanahoria ¿quién no se acuerda de aquella crema pegajosísima, tipo cemento, de color naranja chillón que tenía fama de acelerar el bronceado? Qué desastre!! La cantidad de veces que me he achicharrado yo con este ungüento ¡y sin nada de protección!.

    -       Los “pelillos” a la mar:  sí  los típicos que ves cuando una se mete en el agua para darse un chapuzón y justo cuando ésta le llega a la cintura levanta los brazos a modo de protección y ¡zaca!  ahí están, sin depilar. De todos modos, ésta es la situación menos grave porque viendo como Beyoncé o Julia Roberts lucen los suyos sin reparo en la alfombra roja, los de la playa supongo que tendrán menor delito.

     Por lo tanto aunque os presente continuamente “must” y “hits”, tened en cuenta que las chanchas “speedo” con calcetos blancos, la visera de Piensos Biona, el bañador “Turbo” y los “pelillos” incordiosos estarán también con nosotros como cada verano.

    Felices risas!

     

     

     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook