Blog 
De Gucci a Zarucci
RSS - Blog de Sandra Med�n Figueroa

Sobre este blog de Moda y belleza

Un blog divertido dónde cabe moda, cotilleos y todo lo que se me pase por la cabeza... y no es poco! También aparecerán los looks más fashion que desfilan diariamente por Coruña.


Archivo

  • 20
    Abril
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    MANUAL DE ESTILO

    Es bien cierto que aunque cada uno tenga su propio estilo, existen unas reglas básicas que ayudan a que nuestros estilismos luzcan con éxito. Por ejemplo, una norma que hay que tener siempre en cuenta es que “menos es más”  o que más vale “insinuar” que “enseñar”. Y tras varias conversaciones surgidas entre amigas y compañeras de trabajo nació la idea de denominar “puaj” a aquellas cosas que, estilísticamente hablando, rompen con los manuales de estilo provocando las críticas más feroces.

    Y así, recapitulando de aquí y de allá, para de Gucci a Zarucci estos son los “puaj” que deberíamos evitar:

             Los tangas visibles: aunque parezca mentira, no hay cosa que produzca más desagrado visual que una mujer agachada enseñando su ropa interior.  Resulta de lo más chabacano, es horrible!

      Las infinitas etiquetas de Zara. Son espantosas  además de producir  una urticaria tremenda haciendo que cuándo ya no puedes más cojas unas tijeras y las cortes por lo sano. Son odiosas y no aportan ninguna información interesante. Ya sabemos que todo es de lavar a mano y que la prenda corre el riesgo de encoger si se mete en la lavadora pero es que, hoy en día, todas nos arriesgamos al “encogimiento”.  No hay tiempo de lavar a mano ni “pasta” para la tintorería. Punto.

              Los maxi-accesorios: otra cosilla que hay que evitar es el mostrarnos como verdaderos escaparates humanos de bisutería. Se debe de potenciar siempre un accesorio, por ejemplo,  un anillo, un collar, los pendientes o las pulseras, pero no todo al mismo tiempo porque resulta recargante y vulgar.

             Las uñas dibujadas. Postizas o no, el brillo o los esmaltes con colores de moda son la opción más recomendable. No he visto mayor horterada que las uñas con dibujos, me espantan!!       

    Los bolsos de imitación. Los bolsos falsificados se notan y se diferencian en todo de los originales: en el color, en el material, en el diseño y en el tamaño. Siempre he pensado que es preferible llevar en la mano un bolso original de Zara que una imitación de Carolina Herrera, Loewe o Prada (por poner un ejemplo).  Si se puede comprar el original, perfecto, pero si no se puede es preferible buscar la versión “low cost” que la “imitación”.

              Rostros quemados a lo “bonzo”. Fueron tiempos en que mi cara parecía una brasa incandescente y me creía aquello de que cuánto más morena, más guapa.  Gracias a la insistencia de  los dermatólogos por transmitir los peligros de producen las radiaciones solares en nuestra piel y a  los  testimonios de  muchas celebrities reconociendo que huyen del sol para evitar manchas y arrugas prematuras, me fui convenciendo de que el sol hay que tomarlo en su justa medida sin abusar y sin poner en peligro nuestra salud.

    Hasta aquí los primeros seis “puaj” pero no creáis que son los únicos…..el manual de estilo de De Gucci a Zarucci continúa.

     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook