Blog 
De Gucci a Zarucci
RSS - Blog de Sandra Med�n Figueroa

Sobre este blog de Moda y belleza

Un blog divertido dónde cabe moda, cotilleos y todo lo que se me pase por la cabeza... y no es poco! También aparecerán los looks más fashion que desfilan diariamente por Coruña.


Archivo

  • 05
    Julio
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    SOMBRA AQUÍ Y SOMBRA ALLÁ

    No soy esclava del maquillaje aunque hay que reconocer que en su justa medida favorece mucho. No se trata de ir pintada como una “puerta”, expresión que utiliza  mucho una buena amiga, sino de conseguir un toque que realce la belleza natural sin notarse demasiado. El ritual de belleza de De Gucci a Zarucci es el siguiente:

    Tras lavar la cara con agua fría nada más levantarme me aplico dos cremas: el contorno de ojos  Cellular  Eye  Cream, de La Prairie, y la archifamosa crema hidratante Strivectin, de Sephora. Este ritual de belleza lo tengo desde hace ya unos cuántos años porque, aunque  he tenido la suerte de tener una  buena maestra que me aleccionó muy bien en este sentido advirtiéndome de los peligros irreparables que supondría no utilizar una buena base en la piel, durante mucho tiempo he sido una verdadera irresponsable  y sólo cuándo me vi las lesiones en la piel decidí ponerle remedio. Hoy puedo decir que soy muy constante.

    Dicen que no deben utilizarse siempre las mismas cremas, que hay que ir cambiando y no acostumbrar la piel a los mismos productos. Aunque llevo un tiempo utilizando los mismos, yo también suelo cambiar ¡por si acaso!. Hace unos días me dieron una prueba de la nueva crema hidratante con color de Chanel, Hidramax+Active-Teinté. La probé y me gustó mucho su textura y el color que aporta progresivamente en la piel así que...adjudicada como hidratante oficial del verano 2011. Otro consejillo acerca de las cremas es que pidáis siempre una prueba antes de decidiros a comprarla o a cambiar de tratamiento. Aunque os de la sensación de que esas superminiaturas no sirvan para nada, una simple aplicación puede servirnos para saber si nos gusta o no su textura, si nos genera brillos o nos provoca  algún tipo de reacción en nuestra piel. Tenedlo en cuenta porque es interesante no gastarnos un “pastón” en cremas que después nuestra piel no tolera . Esta advertencia es tanto para cremas de alta perfumería como para las cremas de farmacia porque,  aunque éstas no suelen provocar ningún tipo de reacción, normalmente las firmas suelen dejar muestras para que el cliente las pruebe antes de decidirse a comprarlas.

    En verano, para el día a día,  la aplicación de una base con color, un poco de rímel y  gloss en los labios es más que suficiente.  Pero si tengo que ir a una cena o celebración, el ritual se complica un poco más y entonces sí que me aplico un poco de mi maquillaje- Skin Foundation SFT 15 de Bobbi Brown -que matiza y da uniformidad al tono de mi piel, me pongo suaves sombras en los ojos y termino  con  polvos sueltos iriscentes, Golden Bronze de Mac, que me aportan una buena dosis de luminosidad.

    Para el “body” he descubierto unas cremas sensacionales: la autobronceadora y la iluminadora de Deliplus en Mercadona. La primera aporta gradualmente un tono bronceado muy natural - comprobado en mí que tengo una piel muy blanca- y la segunda es perfecta para las ocasiones especiales porque deja la piel con  un efecto brillante, como si tuviese partículas de purpurina, que se notan más o menos según la intensidad de luz. ¡Me encantó y sólo por 2€!

    Por último, para  proteger la piel del sol hay que utilizar  siempre cremas con protección. De Gucci a Zarucci utiliza siempre las cremas solares de Vichy, comenzando por protección 50 y nunca bajando de 30, porque no son pegajosas, se extienden muy bien y me protegen estupendamente…. éstas sí que no las cambio.

    Y recordad que  la norma estilística por excelencia también puede aplicarse a la cosmética:

    “menos es mas”.

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook