Blog 
De Gucci a Zarucci
RSS - Blog de Sandra Med�n Figueroa

Sobre este blog de Moda y belleza

Un blog divertido dónde cabe moda, cotilleos y todo lo que se me pase por la cabeza... y no es poco! También aparecerán los looks más fashion que desfilan diariamente por Coruña.


Archivo

  • 14
    Julio
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    UN SÁBADO DE BODA

    FANTÁSTICA! Ese sería el adjetivo que utilizaría en el caso de que tuviese que describir la boda que tuve el pasado día 9 de julio. A pesar de que los pronósticos eran malos, el día amaneció despejado y la esperanza de que no lloviese crecía entre los invitados. No podía llover en el día más feliz de mi prima, no se lo merecía, así que los malos augurios se esfumaron y la novia pudo lucir en todo su esplendor.

    A las 6.15 de la tarde, muy puntual, hacía su aparición en la Iglesia de los Dominicos. Mientras todo el mundo estaba en el interior de la Iglesia,  yo tenía el honor de esperarla fuera para vigilar a los cuatro niños de arras que iban a acompañarla en su paseo hacia el altar y para revisar que tanto su vestido como su velo estuviesen perfectamente colocados.  

    Llevaba un sencillo pero elegantísimo vestido palabra de honor que realzaba su figura y un magnífico velo amantillado todo de la firma Aire Barcelona. Como peinado escogió un juvenil semi-recogido que dejaba ver unos sensacionales pendientes en forma de lágrima en oro blanco y brillantes, de Joyería Piruca,  y su maquillaje  era muy suave y natural. El conjunto resultó muy armónico y  su aparición fue todo un éxito. Todos estuvimos de acuerdo en lo guapa que estaba y en lo feliz que se veía. A ella sí que se le podía cantar eso de “… guapa y radiante va la noooovia…!,

    El novio también estaba muy elegante con un traje oscuro de corte clásico, chaleco y corbata gris. Una rosa en la solapa, a  juego con las que formaban parte del precioso ramo de la novia, rompía  la sobriedad del outfit y le daba un toque de originalidad.  

    Los niños de arras llamaron igualmente la atención con sus trajes tipo ibicenco. Los niños llevaron pantalón de lino en tono café con leche de Neck&Neck combinado con camisa, también de lino, color beige de Nanos. Las niñas lucieron unos preciosos vestidos de puntillas en beige de la marca Tizzas, con bailarinas al tono de Neck&Neck y coronas de flores en la cabeza. ¡Estaban riquísimos los cuatro!

    Los padrinos también estaban muy elegantes. La madrina, madre del novio, escogió para la ocasión un vestido largo de tela brocada en color verde que acompañó con  chaqueta lisa al tono y tocado gris (ver detalle en foto). El padrino y padre de la novia escogió, al igual que el novio, un traje oscuro con flor en la solapa.

    ¿Y los invitados? Como en todas las bodas…. qué va a decir de Gucci a Zarucci….hubo aciertos y desaciertos.

    Una de las invitadas que me  llamaron la atención fue mi cuñada Arantxa por lo bien que supo elegir el estilismo para la boda estando embarazada de casi cinco meses. No suele ser tarea fácil hacerse con un outfit bonito cuando una se encuentra en estado pero en su caso acertó de pleno con un conjunto en azul marino formado por vestido abombillado y peep- toes de Zara, clutch y collar de perlas también al tono. Estaba muy favorecida. (ver foto)

    Otro de los estilismos que también me gustaron y estuvieron a la altura fue el de la madrina de la novia que escogió para la ocasión un vestido de corte romano en color berenjena con detalle de pedrería de la firma Pronovias. Acompañó su vestido con un chal a juego,  clutch  y sandalias plata. Sus extraordinarios pendientes y anillo, también de Joyería Piruca.  ¡Estaba perfecta!. (ver foto)

    Uno de los colores nada recomendable para las bodas pero que suele elegirse entre las invitadas es el color negro. Mi consejo para evitar el error, estilísticamente hablando, sería evitar el total black y buscar siempre su combinación con otros colores o estampados. Por ejemplo,  una de las invitadas a esta boda (ver foto)  escogió para su vestido el color negro combinado con blanco en una de las tendencias más “in” de esta temporada, los lunares.  Y otra  de las invitadas (ver foto) se decantó  un vestido largo de gasa estampado en el que el  color negro pasaba a un segundo plano. Correctas!

    El detalle de la noche fue inmortalizar gráficamente la firma de los zapatos de una de las invitadas “Belén Esteban by Fuirezza”. Me lo comentaron y rápidamente envié  a un emisario para que me trajese la prueba así que muy  sigiloso, y sin que nadie se diese cuenta, se acercó a la invitada, apuntó con su cámara y ¡zaca!  consiguió  inmortalizar la curiosidad estilística de la noche (ver foto).

    Para acabar os presento el outfit de De Gucci a Zarucci: vestido drapeado con escote en V y pedrería en el centro de Aire Barcelona, peep-toes color nudé de Zara y  clutch, abanico, pendientes, sortija y broche en el pelo (ver foto), todo de Joyería Piruca. Aquí os dejo varias fotografías para  que juzguéis aunque… yo me encontraba divina!!!! Ja, ja, ja.

    A las cinco y pico de la madrugada y muerta de cansancio me senté en una silla y me quité por unos instantes los zapatos para tomar aliento ¡qué alivio! (ver foto). Tras coger fuerzas me despedí de los protagonistas del día felicitándolos por la extraordinaria organización de su Fiesta y  deseándoles, con todo mi cariño,  lo mejor en su nueva vida juntos… y colorín colorado, esta boda se ha acabado.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook