Blog 
MARQUIDE
RSS - Blog de Quinito López Mourelle

El autor

Blog MARQUIDE - Quinito López Mourelle

Quinito López Mourelle

Escritor, músico y crítico de jazz

Sobre este blog de Sociedad

No soy un escritor de blogs al uso, ni un comentarista político, ni un articulista de la web. Sin embargo, en sentido paralelo a mi actividad como novelista brota un caudal de pequeños textos (cuentos, pensamientos, ideas...) que sí tienen cabida en un espacio como este. En ocasiones el lector se en...


Archivo

  • 06
    Marzo
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    LO NORMAL

     

    Lo normal es que sucedan cosas que entran dentro de lo normal. En esto -supongo- estamos todos de acuerdo. Por ello no nos extrañamos cuando el camarero nos trae agua si le pedimos un botellín de agua. Alguno, pensando en inglés, podría argumentar que lo normal sería que nos trajesen también ginebra… aunque prefiere no hacerlo porque ese tipo de pensamientos no entran dentro de lo normal.

     

    Anoche le dije a mi pareja que quería dormir de un tirón…de orejas. Quería dormir sin interrupciones, pero necesitaba que alguien me pusiese en mi sitio (tras un día en el que mi comportamiento había sido un tanto díscolo) para así poder hacerlo.

     

    No hace más de quince días, en el teatro, un señor se desmayó en el patio de butacas. Pronto se acercó un joven, separó a los curiosos y gritó en voz alta: ¿Hay algún médico en la sala?.. y, ya aprovechando, …¿alguna de las presentes querría ser mi novia? Al terminar la función nadie del público podía asegurar que el desmayado y su auxiliador no fuesen actores de la compañía.

     

    También me contaron que el mes pasado fulanito comenzó a ver una película pornográfica y que, deprimido por la situación catastrófica que estamos viviendo, creyó, al ver aparecer al fontanero en casa de la protagonista, que finalmente no iban a mantener relaciones sexuales. Las cosas están así de mal.

     

    Todo lo que sucede dentro de lo normal es normal. En esto -supongo- estamos todos de acuerdo. Para ilustrarlo y rematar aquí esta insana reflexión en cinco capítulos, acompaño estas líneas con una foto en la que demuestro, y perdón por la reiteración, que lo normal sucede siempre dentro de lo normal…aunque no sea normal. Lo normal hubiese sido, por cierto, que yo mismo hubiese utilizado uno de esos programas de ordenador para colocar en lo alto de la fachada del edificio la constatación de tanta estúpida retórica, pero, y esto también es normal, desconozco completamente el manejo de esos recursos informáticos y puedo asegurarles que la fotografía, pésima por otro lado (otra circunstancia normal), no ha sido objeto de retoque alguno y, por tanto, me responsabilizo totalmente de las consecuencias derivadas de su publicación, sean éstas normales o no.

     

                                                                     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook