Blog 
Monedero 3000
RSS - Blog de Manuel Ramírez

El autor

Blog Monedero 3000 - Manuel Ramírez

Manuel Ramírez

Mi nombre es Manolo y soy experto en economía. Todos los trucos para que tu economía se mantenga económica los encontrarás aquí, en mi blog.

Sobre este blog de

Blog dedicado al sector empresarial, al marketing y a la actualidad financiera


Archivo

  • 02
    Noviembre
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Black Friday

    Lo bueno y lo malo de Black Friday

    Lo bueno y lo malo de Black Friday

    Black Friday se celebra tras el cuarto jueves de noviembre o un día después de Acción de Gracias, una de las pocas fiestas estadounidenses que no se han trasladado por cuestiones históricas a otros países, aunque démosle tiempo.

    Lo cierto es que una vez pasado Halloween, también ya con marcado acento norteamericano en casi todos los lugares del mundo, es el momento de iniciar la cuenta atrás para Black Friday. Como siempre, la teoría expone la posibilidad de incrementar los beneficios de las empresas con un mayor índice de ventas.

    Pero ya somos bastante experimentados en el tema y no somos pocos los que identificamos enseguida los peligros de esta fiesta consumista.

    Como digo, en la teoría todo parece positivo. Las ventas de Navidad se adelantan unas semanas, lo que motiva que muchos consumidores compren lo necesario al principio y, movidos por el consumo y la masiva promoción publicitaria, vuelvan a realizar compras conforme se acerquen los días de festividad.

    La expectación de Black Friday debería equilibrar los libros de cuentas y pasar de números rojos a negros, tal y como la teoría histórica justifica la denominación de este día.

    Pero no es así.

    Black Friday está suponiendo más una rivalidad entre empresas que una oportunidad única para incrementar beneficios. Algunas de las ofertas son, sencillamente, ridículas. Apenas se gana beneficio o, en ocasiones, se mantiene un beneficio nulo, con el fin de engrosar el número de unidades vendidas.

    Por si fuera poco, muchos clientes rechazan la posibilidad de realizar más compras navideñas posteriores. El consumo familiar está en un momento delicado tras la crisis económica y el despilfarro no constituye una opción para absolutamente nadie, ni siquiera para quien se lo pueda permitir.

    De hecho, en caso de seguir realizando compras navideñas, éstas no se equiparan a las primeras. Es decir, no hay un usuario que compre un dispositivo móvil pensando en Navidad y, conforme se acerca la fecha, vuelva a comprar otro terminal. Si acaso, compra un accesorio o un producto mucho más económico y menos vistoso, entre otras cosas por no menoscabar la sorpresa del primero y, por supuesto, por un tema económico.

    ¿Es bueno o malo Black Friday? Muchas empresas concluyeron el año pasado que es malo, no supone un mayor índice de ventas en el cómputo global de las Navidades. Por si fuera poco, la clientela desciende, porque una buena excusa para vender más es el hecho de que en Navidad las tiendas están llenas de gente. Tras Black Friday se nota menos masificación los días posteriores y algunas empresas identifican días de beneficio cero. Impensable en Navidades pasadas.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook