Blog 
Monedero 3000
RSS - Blog de Manuel Ramírez

El autor

Blog Monedero 3000 - Manuel Ramírez

Manuel Ramírez

Mi nombre es Manolo y soy experto en economía. Todos los trucos para que tu economía se mantenga económica los encontrarás aquí, en mi blog.

Sobre este blog de

Blog dedicado al sector empresarial, al marketing y a la actualidad financiera


Archivo

  • 10
    Agosto
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    contraseñas huella dactilar

    No hay contraseña imposible ni caja fuerte infalible

    No hay contraseña imposible ni caja fuerte infalible

    Recientemente se ha recibido la alerta de que el sistema de desbloqueo e incluso pago por medio de teléfonos inteligentes a partir de nuestra huella dactilar, se ha demostrado que es posible de hackear con éxito, independientemente del sistema de seguridad que la empresa haya intentado aplicar en su desarrollo tecnológico.

    La noticia no es nueva en base, ya que desde que las cajas fuertes existen, los ladrones han intentado siempre abrirlas, con mayor o menor éxito, pero siempre suponiendo un grave peligro para quienes las fabricaban. Hoy en día no hay caja fuerte que no esté expuesta al mismo peligro de ser abierta, principalmente porque ahora utilizan programas informáticos vinculados, que son la fuente de todo hacker que se precie. Pero el problema no es que los fabricantes de cajas fuertes lo hagan mejor o peor, sino que el fallo de Apple y compañía (menciono a esta empresa por ser la primera en crearlo) supone el mayor peligro para la seguridad del usuario que jamás ha existido.

    El sistema de detección de huella dactilar se impuso en el iPhone 5S como una de las novedades más llamativas del dispositivo. Se podía abrir la pantalla, ejecutar aplicaciones e incluso realizar pagos online.

    Posteriormente empresas como Samsung, HTC o Huawey también han implantado este novedoso sistema de seguridad que atrae tanto por su facilidad de uso como por la aparente fiabilidad que represente respecto a usuarios externos no autorizados.

    El problema que se ha detectado es que la información de la huella digital se almacena en un entorno hasta el momento no identificable y que, a partir de ahora, ya es posible encontrar. Este agujero de seguridad es especialmente grave porque los hackers no sólo están accediendo a nuestro sistema, sino que obtienen uno de nuestros bienes más preciados, la huella dactilar.

    El poder utilizar la huella dactilar para cualquier cosa, incluida la suplantación de identidad, convierte a este mecanismo de seguridad en el mayor peligro al que un usuario de teléfonos móviles podría exponerse hoy día. No es lo mismo que alguien conozca tu patrón de desbloqueo de un smartphone o tu contraseña de correo electrónico, a que tenga en su poder tu información única e inimitable de la huella dactilar.

    Lejos de poder cambiar como si de un password corriente se tratase nuestra huella, es una información genética que llevaremos durante toda la vida. En el momento en el que sea obtenida por terceros el problema será irreparable durante toda nuestra vida. Quizás sólo por evitar este peligro, valga la pena mantener la utilización de un simple código de 4 cifras para cualquier acción con nuestro móvil.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook