Blog 
Monedero 3000
RSS - Blog de Manuel Ramírez

El autor

Blog Monedero 3000 - Manuel Ramírez

Manuel Ramírez

Mi nombre es Manolo y soy experto en economía. Todos los trucos para que tu economía se mantenga económica los encontrarás aquí, en mi blog.

Sobre este blog de

Blog dedicado al sector empresarial, al marketing y a la actualidad financiera


Archivo

  • 26
    Abril
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Apple

    ¿Sueñan las máquinas de escribir con teclados digitales?

    ¿Sueñan las máquinas de escribir con teclados digitales?

    Sale en las noticias de hoy el hecho inquietante de que Apple ha patentado lo que parece un nuevo diseñador de ordenador portátil que no lleva teclado. No nos estamos refiriendo, obviamente, a una tablet, sino a un laptop sin teclas que ofrece una superficie digital que podrá hacer las veces de teclado y en otras ocasiones tendrá otras funcionalidades.

    Como es lógico, supone un avance importante desde el punto de vista logístico. Se eliminan los costes de fabricación de hardware y se invierten en software que, en la mayoría de ocasiones, son más económicos. Se elimina también la necesidad de fabricar componentes como las teclas, almacenarlas, ensamblarlas, etc. Desaparecen los problemas derivados de errores e imprevistos (quien ha tenido que desmontar un teclado lleno de café sabe lo que supone). Y al mismo tiempo se abre la posibilidad a infinitas variaciones de diseño hasta ahora imposibles de aplicar en la práctica.

    Como es lógico, esta decisión (que no deja de estar todavía en modo "patente") abre un debate que siempre ha existido y es ¿se escribe mejor con teclas físicas o digitales? Las dos posturas tienen sus defensores y sus detractores. Y ambas son correctas, pero tienen un defecto congénito.

    Para entenderlo hay que retroceder hasta los primeros periódicos escritos con periodistas anclados a una máquina de escribir. Tamaño despropósito en la actualidad es impensable y, pese a ello, los primeros teclados digitales (teclados de ordenador con una pantalla digital donde aparecía lo que se escribía que, posteriormente, se imprimía sobre el papel), no ofrecían la velocidad de las máquinas de escribir.

    Una generación más tarde nadie duda de la velocidad que se puede alcanzar con teclados que escriben sobre pantalla digital, pero se nos presentan teclados táctiles y volvemos a dudar. Lo cierto es que las generaciones futuras no durarán, porque no habrán tenido la experiencia anterior.

    Un ejemplo práctico lo vemos en los teléfonos móviles, donde los usuarios de nueva generación no llegaron a conocer los SMS enviados desde teclados físicos incrustados en la carcasa del móvil (que aún no era smartphone).

    Además, aparece una oportunidad única con el teclado digital táctil y es la personalización del mismo. En la mayoría de zonas occidentales QWERTY domina a su antojo la disposición de teclas, ¿pero qué supondría encontrar otra personalización que ayudara a mejorar la velocidad de escritura notablemente?

    Son muy amplias las posibilidades de los teclados táctiles que propone Apple sobre un ordenador, una nueva revolución que podría estar abanderada por la empresa de la innovación y realmente cambiaría todo el sector de la informática actual.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook