Blog 
Seriéfila y Spoilerfóbica
RSS - Blog de Alba M.

El autor

Blog Seriéfila y Spoilerfóbica - Alba M.

Alba M.

Licenciada en Comunicación Audiovisual. Veo series con la excusa de hacer una tesis.

Sobre este blog de A Coruña

Hablemos de arte en serie: hablemos de ficciones televisivas


Archivo

  • 31
    Diciembre
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    A Coruña

    Los personajes femeninos del año

    Los personajes femeninos del año

    Si hay algo que me apasiona de las series de los últimos años es el lugar y la condición que han ido ocupando y adquiriendo los personajes femeninos. En un mundo en constante deuda con las mujeres, la ficción televisiva comienza a extrapolar la máxima de la complejidad de los personajes al género femenino, y nos acerca, como consecuencia, protagonistas (y secundarias) que dinamitan estereotipos y clichés de género.

    He aquí algunos de los mejores personajes femeninos del año:

     

    -       Alicia Florrick: la mujer reinventada, la mujer que surgió de la humillación de ver su mundo desmoronarse en público. Ella recogió y recicló los pedazos de su antigua vida ante los focos y las cámaras y fue creciendo cada temporada, dejando atrás su cobardía y convirtiéndose en la mujer que quería ser. En esta temporada, que brilla por su autoconsciencia, ella es más Alicia que nunca.

    -       Carrie Mathison: Una heroína rota y enferma que logra convertir sus imperfecciones en virtudes para ser la más competente y resuelta en su trabajo. No es la mejor de las madres ni la mejor de las parejas. Tampoco lo pretende. Porque es la mejor en lo que suyo y lo suyo es otra cosa.

    -       Jessica Jones: Una heroína traumatizada que no viste de licra ni tiene una visión simplista del bien y del mal. Jessica bebe, es grosera y tiene problemas para relacionarse. Y un pasado muy chungo. Ella es uno de los descubrimientos del año. Y mola todo.

    -       Carol Peletier: Qué decir que no hayamos dicho ya. Carol es el personaje más complejo e interesante de The Walking Dead. Su rol, tan definido al principio de la serie, ha sido destruido en favor de la mejor de las supervivientes que ha tenido el show. Aún así, ella ha reconvertido en disfraz su antiguo papel para fingir, de vez en cuando, la fragilidad que al principio le presuponíamos.

    -       Maura Pfefferman: Si asistir al inicio del proceso de conversión de Mort en Maura fue una delicia, seguir conociendo a esta fascinante mujer es uno de los mayores placeres que nos ofreció la televisión del 2015. Su sensibilidad, su honestidad y la lucha que ejerce contra los prejuicios y los lugares comunes la convierten en uno de los personajes femeninos del año. Que sea por muchos más.

    -       Nora Durst: Nora encarna ese torbellino sádico de emociones que nos deja exhaustos. Su simple aparición en pantalla hace que se desborden nuestros sentimientos de forma incontenible. Ella es el la muerte y la vida, la fortaleza y la fragilidad. Ella es The Leftovers.

    -       Las protagonistas de Orange is the New Black: por su representación de mujeres REALES. Y punto.

    -       Betty Draper/Francis: Su belleza era lo único que evitaba su invisibilidad en un mundo que tuvo que ser muy injusto con ella para que la audiencia fuese justa, al fin, con su personaje. Sus palabras en el penúltimo episodio del show fueron las más hermosas y desoladoras de toda la serie. Ahí nos dimos cuenta de que ella lo valía.

    -       Joan Holloway: Como buena superviviente, Joan se adaptó al hostil mundo que la rodeaba exhibiendo su sensualidad para su propio provecho. Hasta que se cansó. Conseguir ganarse el respeto de los hombres de Mad Men a pesar de su imponente físico no fue tarea fácil. Pero su inteligencia se impuso.

    -       Peggy Olson: Peggy es la protagonista indiscutible de Mad Men. Ella supo aprovecharse de su especificidad femenina (que para la mayoría de las mujeres del entorno era un obstáculo) para conseguir su primer gran logro laboral. Y así surgió esa mujer ambiciosa que decidió que quería ser mucho más que una esposa y una madre. A través de ella conectamos su época con la nuestra y nos dimos cuenta de que sus dificultades no nos eran ajenas.

     

    El 2015 nos trajo, sin duda, personajes femeninos maravillosos. Solo nos queda pedirle al 2016 que siga enriqueciendo la ficción —y la realidad de la que es reflejo— con más mujeres asombrosas. ¡Feliz año!

     

     

     

     

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook