Blog 
Seriéfila y Spoilerfóbica
RSS - Blog de Alba M.

El autor

Blog Seriéfila y Spoilerfóbica - Alba M.

Alba M.

Licenciada en Comunicación Audiovisual. Veo series con la excusa de hacer una tesis.

Sobre este blog de A Coruña

Hablemos de arte en serie: hablemos de ficciones televisivas


Archivo

  • 16
    Abril
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    A Coruña

    The Fall: esa serie feminista

    The Fall: esa serie feminista

     

    Hace ya unos años que las series y miniseries británicas suelen ser una apuesta segura para el espectador. Podemos, de hecho, nombrar diversos ejemplos de ello que fueron además relativamente exitosos en nuestro país, tal es el caso de Sherlock, The Honourable Woman, Broadchurch, Black Mirror, Downton Abbey o, el caso que nos ocupa, The Fall (aquí traducido como La Caza).

    Con un ritmo intencionadamente lento, sobre todo en su primera temporada, el show protagonizado por la gran Gillian Anderson podría confundirnos, de entrada, dándonos la errónea impresión de que se trata de otro thriller policíaco más basado en la persecución de un asesino. No obstante, no tenemos más que profundizar en su piloto para comprender nuestra equivocación y darnos cuenta de que, The Fall, es mucho más que eso.

    Aunque la serie de Allan Cubitt mantenga algunos de los recursos clásicos de las tradicionales ficciones de policías, su transgresión proviene de su interés en dinamitar los estereotipos y empoderar la figura femenina, mostrando la historia de esta caza desde un prisma totalmente feminista.

    Así, Stella Gibson, el personaje que interpreta Gillian Anderson, no sólo trabaja en la resolución de un caso concreto; su lucha va más allá y se materializa en una cruzada contra la misoginia que se hace patente a medida que evoluciona la persecución del asesino. Y es que lo que nos descubre Stella es que el machismo, lejos de estar presente únicamente en la figura del psicópata que intenta atrapar, aflora en todos los aspectos de la vida de las mujeres protagonistas y conforma los cimientos de una sociedad que legitima los roles, asunciones y conductas que la serie y su protagonista se esfuerzan en desmontar.

    No es la primera vez que vemos en televisión a un asesino de mujeres, pero sí es de las primeras veces que vemos a unas mujeres que, pese a ser agredidas, no aparecen representadas como simples víctimas. Lo que nos cuenta Allan Cubitt es que no hay nada intrínseco en una mujer que la convierta en una víctima potencial, que no hay nada intrínsecamente peligroso en el hecho de que una mujer viva sola o regrese de noche a su casa sin compañía. Esa victimización es una creación de nuestra sociedad y es lo que subraya el psicópata protagonista, pero no es lo que sienten las mujeres a las que ataca y no es lo que sienten las mujeres que trabajan para resolver el caso.

    En The Fall, Stella Gibson y el resto de los personajes femeninos de la serie nos muestran cuan erróneo es el enfoque de la sociedad, que prefiere decirnos a las mujeres que nos cuidemos de ser violadas y asesinadas, potenciando nuestra victimización, que erradicar el machismo –presente también en las propias instituciones- sobre el que se asientan los ataques y amenazas de los que somos objeto.

    Claro que, la figura masculina protagonista, la del psicópata Paul Spector, cuyas actividades conocemos desde el principio, no está basada tampoco en los tradicionales clichés del género y se muestra mucho más compleja que lo que viene siendo habitual. Atractivo, inteligente y exitoso profesionalmente, Spector se jacta de marcar la diferencia con su delicadeza a la hora de matar, esforzándose por disfrazar la misoginia que lo empuja a castigar a mujeres exitosas profesional y socialmente y liberadas sexualmente. Él insiste en que sus motivos para asesinar son más profundos que eso. Stella nos enseña que no lo son.

    Del mismo modo, el resto de los hombres que aparecen en la obra no se muestran como los usuales héroes sin mácula que habitualmente trabajan en las ficticias comisarías de los copshows, son hombres confusos e inseguros que a menudo se sienten amenazados ante el comportamiento de la protagonista.

    The Fall es una serie, sin duda, muy recomendable. Porque no es otro thriller policíaco más y su enfoque lo diferencia del resto. Porque cada frase de Stella Gibson es un regalo y porque ver a Gillian Anderson interpretándola es todo un placer.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook