Cartas de los lectores

¡Enhorabuena, papa Francisco!

17.08.2015 | 01:05

Se cumplen treinta meses desde que ha sido elegido Papa Jorge Mario Bergoglio. Concretamente se cumplieron el día 13 de agosto. No se trata de que ello sea una fecha o un dato significativo, pero lo cierto es que el papa Francisco, nombre que adoptó al subir al pontificado, durante ese periodo de tiempo se ha convertido en un personaje mundialmente conocido y reconocido como un verdadero líder para millones de personas de todo género y condición.

El comportamiento y actitud de acercamiento hacia las familias y personas más necesitadas de cariño, paz interior, faltos de recursos económicos y morales, siempre fue una constante de nuestro papa Francisco en estos treinta meses de pontificado.

Llamó la atención su decisión de cambio de residencia, abandonando el palacio apostólico y yéndose a vivir a la residencia Santa Marta, algo así como si a Rajoy se decidiese ir a vivir a Vallecas o a su propia casa con toda la vigilancia que fuese menester. También llamó la atención la cantidad de tiempo que le dedica a los pobres, a los humildes, a los enfermos; en definitiva, a la mayoría de las personas que conforman en estos momentos de crisis y soledad la mayor parte de la sociedad que nos rodea. Pero esta forma de actuar, de sentir, de vivir conforme a lo que sienten y padecen la mayoría de los ciudadanos del mundo, no es porque el papa Francisco sea algo especial, no, es porque estoy convencido de ello, es porque su conciencia, su responsabilidad y su forma de ser es así, en definitiva es un Papa normal que, como él mismo dice, "Ríe, llora, tiene amigos y hasta comete pecados".

El papa Francisco, desde sus inicios como tal, se preocupó mucho de que la propia Curia tenía que sufrir un cambio profundo y adaptarse a los tiempos actuales, dejando de ser un aparato al servicio del poder establecido, y dejar de serlo ella misma por muchos siglos de existencia que tenga la Iglesia católica y poder de influencia sobre determinadas capas sociales y grupos de fariseos que existen en nuestra comunidad, y abandonando esa forma de comportamiento tras al menos de los últimos dieciséis siglos de nuestra existencia, convertirse esa Curia y todo lo que ella representa, en un órgano de servicio a lo sociedad que siempre representó el cristianismo.

"En un corazón poseído por la riqueza no hay espacio para la fe", suele decir el Papa y de esta manera denunciar el actual sistema económico, como "la economía de la exclusión y de la inequidad", o "la cultura del descarte", como suele decir en otras ocasiones, que deja en las cunetas de la vida a los niños, a los ancianos y a los parados.

"¡Trabajo, trabajo, y trabajo", decía el Papa en la ciudad de Cerdeña el 22 de septiembre del 2013, cuando la crisis estaba en su máximo apogeo, y ante una multitud de trabajadores parados o precarizados.

Sin trabajo no hay dignidad y con sueldos precarios y jornadas abusivas sin remunerar, tampoco, que es lo que está ocurriendo en la sociedad actual y ha pasado en estas últimas fechas con el intento (por el momento no consumado) de echar a Grecia de la Unión Europea (política del descarte e insolidaria del resto de los países llamados europeístas, ente los que incluyo al gobierno de España.

Lo último del papa Francisco ha sido reconocer como miembros de la Iglesia a los propios divorciados que hayan establecido una nueva convivencia. Como vemos, se trata de un Papa que vive en la realidad de los tiempos y que a otras muchas jerarquías de la Iglesia y otros tantos feligreses de antes del Concilio de Trento, les hará pensar, que este Papa hay que cambiarlo.

Enhorabuena, papa Francisco, en nombre de las personas sin recursos, divorciadas, gais, y contrarios a los lobbys.

LA OPINIÓN publica opiniones de sus lectores, así como réplicas y sugerencias de interés general que sean respetuosas hacia las personas e instituciones. Las cartas pueden ser enviadas a LA OPINIÓN por vía postal (C/ Franja 40-42 15001 A Coruña), por fax (981 217 402) o por correo electrónico/cartasaldirector@laopinioncoruna.com). Deben tener como máximo 20 líneas e incluir nombre, apellidos, DNI, domicilio y teléfono de contaco. LA OPINIÓN se reserva el derecho a extractarlas.

Cláusula Legal: LA OPINIÓN A Coruña S. L. (C/ Franja, 40-42, 15001, A Coruña), le informa que sus datos de carácter personal facilitados en este formulario de cartas al director, serán incorporados a nuestros ficheros y tratados automatizadamente. De acuerdo a la L.O.P.D. 15/1999 (Ley Orgánica de Protección de Datos), vd. podrá ejercer su derecho de acceso, rectificación, cancelación y oposición conforme a dicha ley. El titular de los datos se compromete a comunicar por escrito a la compañía cualquier modificación que se produzca en los datos aportados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine