Cartas de los lectores

La sociedad cambia y se mueve

22.01.2016 | 01:18

Por una parte, se manifiesta preocupación ante un modelo de organización social donde abundan los obstáculos en materia de conciliación familiar, situando el foco en, por ejemplo, la repercusión que ello puede tener en la educación, las emociones y la conducta de los menores; o en la presión, el esfuerzo y la responsabilidad que, para muchos abuelos, supone el hacerse cargo de los nietos pequeños con regularidad y durante largos periodos del día. Por otra, algo tan natural (aunque no corriente) como que una diputada acuda al Congreso con su bebé, concentra la atención mediática y causa gran controversia pública. Otra cuestión que, por lo visto, ha generado cierto desconcierto, es la alteración de armonía estética predominante en el hemiciclo durante décadas; algo que suele suceder en los saltos generacionales. ¡Cuántas discusiones entre padres e hijos debido a la indumentaria y apariencia! La sociedad se mueve y cambia desde hace siglos y, cause mayor o menor fascinación, continuará en movimiento. Lo que causa verdadera confusión y contrariedad en la ciudadanía, es que la deshonestidad y la prostitución ética puedan ocupar los asientos destinados a la honradez y la belleza interna.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine