Día 08 de marzo

12.03.2016 | 01:12

Desearía que este Día Internacional de las Mujeres, fuese como otras celebraciones para disfrutarlo como nuestra fiesta, comiendo, bailando, riendo, cantando, o como nos apeteciese; desgraciadamente no puede ser.

Estoy harta de que seamos las mujeres día sí y otro también noticia de portada en los medios, porque algunos energúmenos acomplejados y caprichosos, nos someten a abusos, insultos, acosos, palizas y asesinatos, da igual la edad, ellos se creen más machos que nadie; terminamos el año 2015 con 57 mujeres asesinadas, y a día de hoy, ya vamos con 11.

Ahora a pesar de que estamos sobradamente preparadas seguimos siendo las eternas perjudicadas en cargos de mucha y poca responsabilidad, así como menor salario en igualdad de condiciones. Para algunas mujeres trabajar fuera de casa supone una carrera de obstáculos contra reloj. Yo, a estas mujeres les digo que no se rindan y sigan luchando, porque no hay libertad real sin independencia económica.

Yo no tengo la solución, porque la educación en valores se recibe en casa, y no me vale que hay poco tiempo para hablar con la prole, ¡es mucho más importante la calidad que la cantidad! Estamos en una nueva política del cambio (o eso parece), aprovechen la nuevas generaciones de políticos para ponerse atrabajar en este tema, en vez de estar mareando la perdíz, con insultos, descalificaciones, besitos tontos, etc. entre ellos.

LA OPINIÓN publica opiniones de sus lectores, así como réplicas y sugerencias de interés general que sean respetuosas hacia las personas e instituciones. Las cartas pueden ser enviadas a LA OPINIÓN por vía postal (C/ Franja 40-42 15001 A Coruña), por fax (981 217 402) o por correo electrónico/cartasaldirector@laopinioncoruna.es). Deben tener como máximo 20 líneas e incluir nombre, apellidos, DNI, domicilio y teléfono de contacto. LA OPINIÓN se reserva el derecho a extractarlas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine