Cartas de los lectores

La Europa sin memoria y la crisis de los "nadie"

19.03.2016 | 01:00

Esta Europa del Euro es también la Europa sin memoria, esta es la Europa de los mercados que no la de las personas, esta es la Europa de la libertad de comercio que no la de los derechos humanos.

Una vez más Europa enseña su verdadera cara, la cara de los verdugos que no la de los salvadores, dos guerras mundiales sumadas a la infinidad de genocidios y abusos que plagan la historia de la vieja Europa no la han hecho más humana, la barbarie sigue imperando, la barbarie capitalista que gobierna el mundo también gobierna a la hipócrita Europa.

Los medios de comunicación hablan de los refugiados como de los "nadie" de Eduardo Galeano, a nadie les importa su destino, nadie se indigna lo suficiente, nadie hace lo suficiente, nadie esta a la altura.

Miles de niñas y niños desaparecidos, secuestrados para no se sabe bien que, ¿explotación sexual?, ¿trafico de órganos?, ¿cómo puede ser que los pueblos de Europa no tomen las calles reclamando justicia?, asustados porque en esta Europa del siglo XXI los niños puedan desaparecer sin dejar rastro alguno.

Vemos largas filas de niños, mujeres, ancianos, hombres, personas, caminando sin destino, humillados, mal tratados, reprimidos, en medio del barro, mojados, helados, descalzos, andrajosos, parece como si los campos de concentración de la vergüenza volviesen para avergonzarnos, pero lo dramático es que es una realidad que a nadie parece importar lo suficiente para hacer nada al respecto.

La Unión Europea ya ha demostrado que es poco más que una unión económica que beneficia a una minoría, es una unión basada en el libre mercado y en la deshumanización de la sociedad, es una unión entre desiguales, es un tratado para que las oligarquías se repartan el poder a mayor escala y con más beneficios.

Los pueblos europeos debemos repudiar esta Europa vieja, con viejos vicios, donde los seres humanos solo importan cuando dan algún beneficio, como los refugiados importaban cuando servían como coartada para poder participar en una guerra de expolio. Pasará el tiempo y los libros de historia recogerán estos años como años negros, recordarán como una vez más centenares de miles de seres humanos fueron tratados como basura y las futuras generaciones se preguntarán como fue posible que nadie dijese nada para defender a los "nadie".

LA OPINIÓN publica opiniones de sus lectores, así como réplicas y sugerencias de interés general que sean respetuosas hacia las personas e instituciones. Las cartas pueden ser enviadas a LA OPINIÓN por vía postal (C/ Franja 40-42 15001 A Coruña), por fax (981 217 402) o por correo electrónico/cartasaldirector@laopinioncoruna.es). Deben tener como máximo 20 líneas e incluir nombre, apellidos, DNI, domicilio y teléfono de contacto. LA OPINIÓN se reserva el derecho a extractarlas.

Cláusula Legal: LA OPINIÓN A Coruña S. L. (C/ Franja, 40-42, 15001, A Coruña), le informa que sus datos de carácter personal facilitados en este formulario de cartas al director, serán incorporados a nuestros ficheros y tratados automatizadamente. De acuerdo a la L.O.P.D. 15/1999 (Ley Orgánica de Protección de Datos), vd. podrá ejercer su derecho de acceso, rectificación, cancelación y oposición conforme a dicha ley. El titular de los datos se compromete a comunicar por escrito a la compañía cualquier modificación que se produzca en los datos aportados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine