Corren nuevos tiempos

26.04.2016 | 01:03

Por la noticia leída en la prensa en días pasados, uno llega a la conclusión de que ya no se fabrican televisores como los de hace años, y que los servicios técnicos actúan como un equipo de forenses ante las reclamaciones realizadas dentro del periodo de garantía. Un matrimonio inglés pone en conocimiento del fabricante la avería surgida en el televisor, y la marca declina hacerse cargo de la reparación porque el diagnóstico de los técnicos determina que la causa radica en la exposición a la nicotina desprendida por los cigarrillos fumados por la pareja en el espacio donde está ubicado el aparato. O sea, habrá que poner mucho cuidado al freír o asar chorizos y carnes rojas en la cocina, porque los circuitos de los receptores instalados en ésta podrían llegar a acumular altos niveles de colesterol, con las consecuencias que ello podría acarrear. Qué fortaleza la de aquellos televisores que, sometidos al humo del tabaco durante largas jornadas y a lo largo de todo el año, funcionaban sin toser en los altillos de bares, pub o restaurantes. Sustancias contaminantes externas o factores y respuestas internas, e ahí la cuestión.

LA OPINIÓN publica opiniones de sus lectores, así como réplicas y sugerencias de interés general que sean respetuosas hacia las personas e instituciones. Las cartas pueden ser enviadas a LA OPINIÓN por vía postal (C/ Franja 40-42 15001 A Coruña), por fax (981 217 402) o por correo electrónico/cartasaldirector@laopinioncoruna.com). Deben tener como máximo 20 líneas e incluir nombre, apellidos, DNI, domicilio y teléfono de contacto. LA OPINIÓN se reserva el derecho a extractarlas.

Cláusula Legal: LA OPINIÓN A Coruña S. L. (C/ Franja, 40-42, 15001, A Coruña), le informa que sus datos de carácter personal facilitados en este formulario de cartas al director, serán incorporados a nuestros ficheros y tratados automatizadamente. De acuerdo a la L.O.P.D. 15/1999 (Ley Orgánica de Protección de Datos), vd. podrá ejercer su derecho de acceso, rectificación, cancelación y oposición conforme a dicha ley. El titular de los datos se compromete a comunicar por escrito a la compañía cualquier modificación que se produzca en los datos aportados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine