25 de octubre de 2016

No esconder la crudeza

25.10.2016 | 01:02

El fotoperiodista estadounidense James Nachtwey, Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades 2016, opina que la difusión de imágenes explícitas sobre la brutalidad, la miseria y la indecencia contribuyen a despertar e incomodar conciencias dando lugar a respuestas humanas que pueden frenar el avance de la bestialidad, la arbitrariedad y la indiferencia, es decir, capaces de reducir el volumen de sufrimiento presente en el mundo. Y es que, en realidad, la barbarie, el horror y la injusticia se establecen y mueven con gran soltura y tranquilidad en entornos cerrados y opacos, en espacios donde no llega la luz informativa y emocional, en lugares donde predomina la penumbra del desconocimiento y la ausencia de viento de solidaridad y empatía. Las guerras no son como los videojuegos, sin embargo, buena parte de las imágenes de conflictos bélicos mostradas en los informativos televisivos pueden dar lugar a confusiones. Desviar la mirada y mantener refrigerados los sentimientos es una buena receta para permanecer atrapados en el fango humano.

LA OPINIÓN publica opiniones de sus lectores, así como réplicas y sugerencias de interés general que sean respetuosas hacia las personas e instituciones. Las cartas pueden ser enviadas a LA OPINIÓN por vía postal (C/ Franja 40-42 15001 A Coruña), por fax (981 217 401) o por correo electrónico/cartasaldirector@laopinioncoruna.com). Deben tener como máximo 20 líneas e incluir nombre, apellidos, DNI, domicilio y teléfono de contaco. LA OPINIÓN se reserva el derecho a extractarlas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine