Cartas de los lectores

"Necesito una copa"

13.06.2017 | 00:50

La conocida frase "necesito una copa", es muy frecuente en las películas americanas, es un cliché emocional para indicar que el personaje bebe para ahogar sus penas o confesar algo que le atormenta. Pero esas tres palabras proceden de la vida misma. Es lo primero que dicen algunos padres de familia cuando regresan al hogar. Pueden ser irrelevantes cuando se pronuncian de forma esporádica, pero no cuando su uso es muy frecuente. En este segundo caso expresan la necesidad imperiosa de beber para salir momentáneamente de la ansiedad y sentirse bien, aun a costa de no saludar a la familia?

Perduran todavía dos posturas históricas extremas y opuestas sobre el consumo de alcohol. Platón afirmó que "los chicos deberían abstenerse de bebidas alcohólicas hasta la edad de 18 años, dado que no es bueno echar aceite al fuego". En cambio, para Lord Byron el alcohol cura todos los males: "El vino consuela a los tristes, rejuvenece a los viejos, inspira a los jóvenes y alivia a los deprimidos del peso de sus preocupaciones".

Es posible que la ironía de los humoristas sirva para que algunos bebedores compulsivos reflexionen. Un ejemplo: "El ron más hielo daña el hígado; el vodka más hielo daña el riñón; el whisky más hielo daña el corazón; la cerveza más hielo daña el cerebro. Conclusión: ¡Cuánto daño hace el hielo!".

La frase "necesito una copa" ya no es exclusiva de los adultos; actualmente la utilizan muchos adolescentes y jóvenes y en algunos casos por imitación de sus padres. Se han dejado convencer por el mito de que las copas nos hacen más ocurrentes, optimistas y alegres. La verdad es otra: el alcohol es un depresivo; tras la breve euforia inicial llega un bajón y se traba la lengua. Cuidado con el frecuente botellón.

LA OPINIÓN publica opiniones de sus lectores, así como réplicas y sugerencias de interés general que sean respetuosas hacia las personas e instituciones. Las cartas pueden ser enviadas a LA OPINIÓN por vía postal (C/ Franja 40-42 15001 A Coruña), por fax (981 217 401) o por correo electrónico/cartasaldirector@laopinioncoruna.com). Deben tener como máximo 20 líneas e incluir nombre, apellidos, DNI, domicilio y teléfono de contaco. LA OPINIÓN se reserva el derecho a extractarlas.

Cláusula Legal: LA OPINIÓN A Coruña S. L. (C/ Franja, 40-42, 15001, A Coruña), le informa que sus datos de carácter personal facilitados en este formulario de cartas al director, serán incorporados a nuestros ficheros y tratados automatizadamente. De acuerdo a la L.O.P.D. 15/1999 (Ley Orgánica de Protección de Datos), vd. podrá ejercer su derecho de acceso, rectificación, cancelación y oposición conforme a dicha ley. El titular de los datos se compromete a comunicar por escrito a la compañía cualquier modificación que se produzca en los datos aportados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine