Cartas de los lectores

Conducir

25.01.2018 | 01:32

Pese a ser Galicia tierra de rallies, nuestra juventud suspende al volante entre estas enrevesadas carreteras comarcales del reino del minifundio. Es más, con la peor cuarta nota de España. Cierto es que la capacidad de reacción a estas edades se sobrevalora disminuyendo la atención, pero tal y como anuncia el informe, ¿la experiencia acaba por convertirse en un grado? ¿Se conduce mejor después de varios años de carné? La respuesta lógica podría ser afirmativa, pero surgen algunas dudas.

Solemos obtener el permiso en un par de meses de verano, en medio de los últimos cursos del instituto o principio de la universidad. A partir de ahí, el total desarrollo de la pericia a la hora de conducir dependerá de varios factores, desde poseer vehículo propio con el que continuar el perfeccionamiento, a por supuesto, la frecuencia del uso del mismo, tanto a diario para asistir a clase o a trabajar, o solo el fin de semana para salir a dar una vuelta. También cabe la posibilidad nada remota de que una vez conseguida la autorización pasen varios meses o incluso años sin volver a llevar un coche. Parece pues que muchas de las cuestiones que se responden bien en el test del teórico o maniobras que se realizan correctamente el día del examen práctico, corren serio peligro de olvidarse con el paso del tiempo.

Entonces, ¿esto evolucionará positivamente con simplemente sumarle años al carné de conducir? Se diría que resulta justo lo contrario, se suelen adquirir paulatinamente malos hábitos. Todos los conocemos, desde las distracciones para encender un cigarrillo o hablar por el móvil, hasta agarrar el volante con una sola mano o hacerlo bajo los efectos del alcohol o las drogas. Pero quizás lo más grave es la falta del mínimo recordatorio ya que, si el coche ha de pasar una inspección técnica con menor periodicidad según los años de antigüedad de la matriculación, ¿por qué a la persona que obtiene el carné de joven se le deja conducir hasta la vejez sin volver a repasar sus conocimientos? ¿O alguien recuerda con exactitud todas y cada una de las señales de tráfico, como se toman adecuadamente las glorietas, cuando debemos ceder dependiendo del obstáculo en la vía o las velocidades según el tipo de vehículo? Habrá quien vea un posible negocio el volver a ir a la autoescuela, pero basta con sacar el coche un rato por la ciudad para darse cuenta que unas horas de recordatorio del reglamento general de circulación no nos vendrían nada mal a todos los conductores.

Correcto pues poner el examen teórico y práctico más difícil tal y como se habla estos días, si se tiene en cuenta que puede ser la última vez que se estudie y por lo tanto se comprenda, en varias décadas de conducción venideras.

LA OPINIÓN publica opiniones de sus lectores, así como réplicas y sugerencias de interés general que sean respetuosas hacia las personas e instituciones. Las cartas pueden ser enviadas a LA OPINIÓN por vía postal (C/ Franja 40-42 15001 A Coruña), por fax (981 217 401) o por correo electrónico/cartasaldirector@laopinioncoruna.com). Deben tener como máximo 20 líneas e incluir nombre, apellidos, DNI, domicilio y teléfono de contacto. LA OPINIÓN se reserva el derecho a extractarlas.

Cláusula Legal: LA OPINIÓN A Coruña S. L. (C/ Franja, 40-42, 15001, A Coruña), le informa que sus datos de carácter personal facilitados en este formulario de cartas al director, serán incorporados a nuestros ficheros y tratados automatizadamente. De acuerdo a la L.O.P.D. 15/1999 (Ley Orgánica de Protección de Datos), vd. podrá ejercer su derecho de acceso, rectificación, cancelación y oposición conforme a dicha ley. El titular de los datos se compromete a comunicar por escrito a la compañía cualquier modificación que se produzca en los datos aportados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine