Dani Mateo: "El periodismo no está para agradar al poder, incomodar es su función"

"El mundo ha cambiado pero yo soy el mismo imbécil". "Hay un déficit de información, la gente demanda la verdad aunque le duela"

03.10.2015 | 11:39
Dani Mateo (Barcelona, 1979), en pleno monólogo.

El cómico de voz rota Dani Mateo recorre España con el monólogo Desencadenado, un espectáculo que repasa sus diez años sobre los escenarios. Todas sus obsesiones están resumidas en este montaje de una hora y media de duración. Los espectadores tienen 90 minutos de carcajadas garantizadas.

-¿Qué balance hace de estos últimos 10 años?

-El mundo ha cambiado pero yo sigo siendo el mismo imbécil. Es la visión de un mundo cambiante por parte de un ser muy roto, por una ruina de persona.

-Le vemos en el teatro, en la radio, en la televisión, también ha escrito un libro... ¿Qué le queda por hacer?

-¡Ganar dinero! Creo que cuando consiga ganar dinero de verdad dejaré de hacer tantas cosas. Si quieren dejar de verme es muy fácil. Propongo que todos los que ya estén cansados de verme hagan un crowfunding, yo con dos millones de euros lo dejo todo y me voy a Magaluf a practicar el mamading (risas).

-¿Qué ha sido lo mas difícil hasta llegar hasta aquí?

-Mantener a los amigos. El éxito es mantener a los amigos cuando las cosas te van bien.

-Cada día son más los espectadores que eligen El Intermedio para informarse...

-Me parece una buena noticia para nosotros y mala para España. Hay un déficit de información clara en este país. Cada vez más, la gente se va dando cuenta de que no nos dicen la verdad y de que nos toman por el pito del sereno. El Intermedio es un buen modelo a seguir por el nuevo periodismo que hay que empezar a hacer en este país. El periodismo sin complejos. El periodismo no está para agradar al poder. Incomodar es su función. Hay que volver a ser molestos con el poder y ser incómodos para los poderosos. Nos debemos al ciudadano, no al poder. Soy optimista y el éxito de El Intermedio lo demuestra. La gente demanda que le cuenten la verdad (aunque duela) y que le hablen con claridad.

-¿En el panorama político actual, un programa como El Intermedio es más necesario que nunca?

-Ojalá hubiera uno por cadena.

-¿Qué porcentaje del éxito del programa recae en su presentador, El Gran Wyoming?

-Es fundamental. El Intermedio sin Wyoming es inconcebible. Es un rostro que da credibilidad.

-¿Qué político da más juego?

-Cuesta mucho elegir a uno. ¿Mas o Rajoy? ¿Montoro o Pedro Sánchez? ¿Monedero o Rivera? Es difícil elegir. Todos los políticos tienen una parte muy cómica y nosotros somos los encargados de sacarla.

-¿Qué pasaría con el programa con una posible salida del PP del Gobierno? ¿Un pacto PSOE-Podemos daría igual de juego?

-Estoy convencido de que va a dar mucho juego. Estoy seguro de que van a hacer cosas mal. Es difícil hacerlo tan mal como el PP pero todo es susceptible de empeorar. Por un lado, tengo mucha esperanza en un recambio porque creo que es necesario. A nivel cómico, no tengo ninguna duda de que un Gobierno PSOE-Podemos puede darnos mucha risa.

-¿Entonces su pronóstico para las generales es un pacto PSOE-Podemos?

-Siempre he marcado esa casilla pero soy cómico, no politólogo. No tengo ni idea.

-¿Votó el pasado 27-S?

-Me libré porque estoy empadronado en Madrid.

-Tras ese día, llegó la imputación de Mas. ¿Es un juicio político o una venganza por el resultado?

-Es una torpeza enorme. Si todo esto lo hubiera diseñado un mono, no hubiera sido peor. La culpa del enfrentamiento España-Cataluña la tienen unos políticos muy avariciosos, muy corruptos, muy manipuladores y muy irresponsables. Hacen falta políticos que estén a la altura de lo que este país necesita, un país complejo que requiere mandatarios que sean genios y tenemos a Los Chiripitifláuticos.

-¿Con el panorama actual no queda otra que ver la vida con humor?

-Sí, pero hay que tener en cuenta que con cualquier panorama es necesario el humor.

-También conduce Yu, no te pierdas nada en los 40 Principales. ¿Ve el programa en la pequeña pantalla?

-Totalmente. Creo que es un espectáculo muy televisivo. De hecho, tenemos el mismo público (o más) por internet que por la radio.

-¿Le gustaría tener su propio programa televisivo?

-Sí, pero no me obsesiona. Estoy muy contento de ser segundo de los buenos. Estar a la sombra de Wyoming es mejor que estar a la sombra de un ciprés. Cuando comencé en Noche sin tregua en Paramount Comedy siempre me decía que había empezado por el final. Creo que acabaré haciendo este programa pero con presupuesto. Todos los caminos conducen a un plató.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine