Chanel Terrero Actriz

"Me he sentido muchas veces un patito feo, siempre por mi color de piel"

"Dispuesta a soñar, me encantaría trabajar con Almodóvar", apunta

19.03.2016 | 02:16
Chanel Terreno, actriz de origen cubano formada en España.

"Despegando con una buena base". Ahí dice estar esta bella, simpática y polifacética artista de origen cubano que ha trabajado en series como Águila roja y en la película El rey de La Habana, de Agustí Villaronga.

-¿Qué fue lo primero que le enamoró: el canto, el baile o la interpretación?

-El baile, sin duda. Mi madre estudió gimnasia rítmica, por lo que siempre estuve unida al mundo de los artistas. Al ver que yo siempre estaba dispuesta a bailar ante la familia decidió apuntarme a una academia, donde descubrí a mi segunda madre, la directora de ese centro, que me animó a especializarme en todas las disciplinas: el canto, la interpretación, el claqué... Tendría unos siete años.

-Con el tiempo protagonizaría El rey León, Mamma Mia, La ratita presumida... ¿El género del musical está en su ADN?

-Sí. Además, fuera del escenario, lavando los platos o barriendo la casa, siempre estoy cantando. No puedo estar sin cantar, bailar y actuar.

-¿Por qué dejó su Cuba natal con tres añitos?

-Porque mi madre se enamoró y tuvimos que venir a vivir a Barcelona. Mi infancia en Cataluña fue maravillosa. Residíamos en Olesa de Montserrat, un pueblo donde no hay casi nada. Me pasé todos aquellos años cantando y bailando, dando saltos sin parar.

-¿Por qué ha decidido afincarse en Madrid?

-Porque es en Madrid donde se hierven los trabajitos.

-¿Tiene que soportar mucha guasa en la capital por su condición de culé?

-Hay gente de todo. Unos que me dicen, sin ni siquiera conocerme o haber cruzado dos palabras: '¡Ah, de Barcelona, fuera!'; y otros que me reciben con los brazos abiertos.

-¿Qué ha significado para usted trabajar en series de televisión tan exitosas como Águila roja o Gym Tony?

-Un crecimiento brutal, personal y profesionalmente. Sentirme tan pequeñita con actores tan grandes te hace ver que esos intérpretes tan grandes también son personas y muy compañeros. Tuve mucha suerte. Aprendí muchísimo, más aún siendo yo la esponja que soy.

-¿Alguna vez se ha sentido un patito feo?

-Sí, muchas veces, y siempre por el mismo motivo: mi color de piel y mi perfil. Que por otro lado es positivo. Al ser morenita y tener estas facciones tan latinas, hay muchos personajes en los que no encajo por mi perfil. Eso me frustra un poco pero es normal porque nuestra profesión es así.

-Cuando le llega un guión, ¿qué busca en el personaje que le piden interpretar?

-Siempre intento absorber todo lo que tiene el personaje y buscarle la verdad y la energía de tierra, para poder agarrarlo desde mi persona.

-¿Qué le robaría a Beyoncé, su mayor heroína?

-Todo. Beyoncé es maravillosa. Canta, baila, lo hace todo. Es una mujer completa y siempre se supera a sí misma. A pesar de ser una diva siempre está en constante evolución y nos enseña a los fans cosas diferentes y ricas en arte.

-¿En qué momento considera que está su carrera?

-Llevo muchísimos años trabajando pero sí es cierto que últimamente me va conociendo la gente. Es una sensación extraña, que te reconozcan por la calle y con tantos seguidores en Twitter y sobre todo en Instagram. Creo que mi momento ahora es de despegue. Despegando con una buena base.

-¿Qué proyectos tiene para este 2016?

-Bastantes, todos divertidos, interesantes y potentes, pero como no están firmados no puedo adelantar nada, no sea que se gafen. Pasan tanto por el cine como por la televisión.

-¿Cómo se trabaja a las órdenes de Agustí Villaronga, con quien rodó El rey de La Habana?

-Este señor es maravilloso y he aprendido muchísimo de él. Te conduce por donde él quiere pero siempre con amor y comprensión porque fue actor. Le admiro mucho. De verdad, le doy gracias a la vida por habérmelo cruzado en mi camino en este momento.

-¿Entendió la negativa de las autoridades cubanas para rodar El rey de La Habana en la isla?

-Me hubiera encantado poder rodar El rey de La Habana en Cuba, pero no podo ser. Hubo que buscar alternativas rápidas y tuvimos que conformarnos con Santo Domingo. El equipo de caracterización y ambientación hizo un trabajo muy bueno para que pareciera La Habana.

-Dispuesta a soñar, ¿con qué director le gustaría trabajar?

-Con Almodóvar. Ya sé que es el sueño de muchas actrices pero me encantaría.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine