Javier Ruiz Caldera Director de cine

"Nunca podré dejar la comedia; estoy felizmente encasillado"

"Los productores saben que los superhéroes triunfan en taquilla y en España tenemos los nuestros", asegura el cineasta, que llevará a Superlópez a la pantalla

12.08.2016 | 00:54
El cineasta Javier Ruíz Caldera.

Desde que debutara en 2009 con la parodia Spanish Movie, Javier Ruíz Caldera se ha convertido en un exponente del cine de acción y comedia español. Prepara su proyecto más ambicioso, que adaptará al cine a Superlópez.

-¿Qué balance hace del recorrido de Anacleto?

-Es muy positivo. Es mi cuarta película y creo que es la que más satisfacciones me ha dado. Hemos recorrido medio mundo y ganado muchos premios (Goya 2015 a los mejores efectos especiales). Hace un mes estuve en Seattle donde gane el premio al mejor director, y en Miami nos llevamos el del público. La verdad es que en todos los sitios donde hemos estado ha sido una película muy bien recibida. Además, he disfrutado viendo como la gente se parte de risa, que eso es lo importante. Y de taquilla tampoco me puedo quejar.

-Ahora pasa a Superlópez. Otro personaje de enorme peso de los tebeos ¿Entiendo que los cómics fueron compañeros importantes en su infancia?

-Sí lo fueron, como para todo niño que no estaba muy interesado en el fútbol, que era mi caso. Yo era el típico niño que se pasaba la vida leyendo cómics y sigo haciéndolo. No he cambiado mucho. Ahora, en la maleta me he traído algunos, aunque algo más de adultos. Y claro, una vez que me he convertido en director de cine, tengo el honor y la responsabilidad de llevar esas cosas de las que era tan fan de pequeño, a la gran pantalla. Es una oportunidad que no puedo dejar escapar. Ahora, gracias al éxito de Anacleto, porque los productores han visto que les ha ido muy bien económicamente, tengo la oportunidad de continuar con un proyecto más grande, una superproducción de Superlopez.

-Era usted más de los Superhumor, Mortadelos y los Superlópez españoles o más que de los superhéroes americanos?

-La verdad es que cuando era niño me daba lo mismo. Yo no sabía qué era español y qué americano. Un día leia Mortadelo y Anacleto y luego cogía Spiderman y no hacía la reflexión de concretar si era español o americano y creo que eso se percibe en la película. Es una mezcla de Anacleto con los superhéroes de Marvel, porque tiene muchos conceptos universales como ha quedado demostrado durante su recorrido internacional. Pero vamos sí es una película que aborda el carácter español, la crisis, en el sentido de explorar como afectaría esta crisis a un agente secreto. Pero bueno, yo voy a ver películas; unas me gustan y otras no.

-Pero sí habrá tenido unos productores detrás que han pensado que si los superhéroes americanos arrasan en taquilla, porqué no probar con los nuestros. ¿Esta situación se ha dado?

-Por supuesto. Los productores están viendo que las adaptaciones de los comics americanos son ahora mismo lo que está funcionando más en taquilla en todo el mundo y se han dado cuenta de que nosotros tenemos en España unos personajes que el público quiere mucho, como pueden ser Mortadelo y Filemón o Superlópez, y tenemos la oportunidad de llevarlos a la gran pantalla. .Y por qué no? Unos gustarán más que otros. Yo solo espero hacerlo lo mejor posible con los proyectos que caigan en mis manos. De momento, con Anacleto, hasta a los fans más acérrimos del tebeo les ha gustado.

-¿Se considera usted un director especializado en comedia?

-A mí me gusta mucho la comedia y mi filmografía me delata. Pero he intentado que cada película sea diferente. La primera, Spanish Movie, era una parodia. La segunda era comedia fantástica (Promoción Fantasma); la tercera, romántica (Tres bodas de más); Anacleto es comedia de acción; y ahora viene una de superhéroes. Pero bueno, espero hacer muchas películas en mi vida y tocar otros géneros: Pero, eso sí, creo que nunca podré dejar de lado la comedia. A lo mejor coqueteo con el terror o el drama alguna vez, pero no podré evitar colar alguna escena cómica en esas películas. Me tira mucho. Así que estoy felizmente encasillado en la comedia. Aunque si viene una oferta para algo más serio lo escucharé con mucha atención porque me interesa. Recuerdo que El guateque me fascinaba de pequeño y lloré de risa en el cine con Algo pasa con Mary. Ahí ya empezaba a querer ser director y recuerdo pensar que quería eso.

-¿Qué quería exactamente?

-Quería lograr que una sala de cine entera, como experiencia colectiva, explotara de la risa. He tenido la suerte de conseguirlo y verlo y me hace muy feliz. Objetivo cumplido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine