Richard S. Gross Supervisor del Laboratorio de Propulsión de la NASA y presidente de la Comisión de Rotación Terrestre de la Unión Astronómica Internacional

"Los sistemas GPS, que usamos a diario, son una técnica para medir la posición terrestre"

"La influencia del cambio climático en el movimiento del eje de rotación terrestre es mínima a corto o medio plazo. Es un efecto demasiado pequeño"

27.09.2017 | 00:58
El científico Richard S. Gross, ayer.

El científico Richard S. Gross es uno de los máximos responsables del Laboratorio de Propulsión de la NASA, donde se mide la precisión de la Tierra antes de llevar a cabo el lanzamiento de algún cohete o satélite. Esta semana está en España para participar en unas jornadas sobre el estudio de los sistemas de referencia del eje de rotación que se celebran en la Universidad de Alicante. El científico destaca la importancia de la precisión al propulsar un vehículo espacial, a la vez que señala que, aunque existe una interacción mutua entre el clima y los movimientos del eje terrestre, sus efectos no son determinantes en el corto o medio plazo.

- ¿Qué importancia tiene para la NASA el seguimiento del eje de rotación terrestre?

-Es determinante, porque tenemos que enviar vehículos al espacio y si queremos hacerlos aterrizar en la superficie de otro cuerpo celeste hay que hacerlo navegar desde la Tierra a su destino. Tenemos que saber cómo está el planeta orientado en el espacio para saber a dónde enviar el vehículo, y la rotación cambia continuamente, por lo que debemos predecirla bien. La precisión con la que podemos medir la rotación determina la precisión del punto en el que podemos hacer aterrizar un satélite en Marte, por ejemplo.

- ¿De qué forma se puede calcular ese punto exacto de rotación de la Tierra?

-Hay dos técnicas principales de medición. Una es la interferometría de muy larga base, que se sirve de grandes antenas y que es conocida por las siglas VLBI. Son radiotelescopios muy grandes que ven las señales desde fuentes distantes, y que permiten la observación de los cuerpos celestes. Y la otra es la GPS, que indica la posición de la Tierra en función de los satélites que hay en la órbita del planeta. Esta técnica, como es sabido por sus siglas, también se emplea en la vida cotidiana, ya que es la que se utiliza en georreferencias, y que indica algo tan básico como la posición en un momento dado de una persona.

- ¿Cómo influyen los posibles movimientos en el eje de rotación de la Tierra en el lanzamiento de vehículos espaciales?

-El cambio que se produce en el eje de rotación es muy pequeño, la duración del periodo de giro de la Tierra [un día] puede variar una milésima parte de segundo al cabo de un año. Sin embargo, esa pequeña diferencia es muy importante al enviar satélites al espacio, ya que puede determinar esa precisión que se necesita al efectuar un lanzamiento para hacer que llegue al punto deseado.

- ¿En esos movimientos del eje de rotación de la Tierra pueden influir fenómenos como los terremotos?

-Un terremoto siempre provoca un cambio en el eje de rotación terrestre, pero el movimiento que produce es mínimo. No hay una incidencia significativa directa sobre el planeta, más allá del propio riesgo que un seísmo conlleva para la población.

- ¿Qué otros fenómenos pueden alterar la posición del eje terrestre?

-Los vientos muy fuertes pueden mover también la Tierra, pero es igualmente una variación muy pequeña como para influir de una manera determinante.

- ¿Afecta de alguna forma el cambio climático?

-El clima y la rotación de la Tierra están relacionados entre sí y se afectan mutuamente. Y, por lo tanto, el cambio climático hace que esa interacción aumente. Pero eso sí, la influencia que tiene el cambio climático en el movimiento del eje de rotación terrestre es mínima a corto o medio plazo. Es un efecto demasiado pequeño como para que pueda tener consecuencias directas e importantes sobre la Tierra. Además, igual en un momento dado el eje puede desplazarse hacia un lado, luego puede hacerlo en otro sentido. También los cambios de presión pueden empujar ligeramente la Tierra. Es interesante seguir esos movimientos desde un punto de vista científico, pero su impacto sobre la vida en general es mínimo porque, insisto, el cambio que todos estos fenómenos producen sobre el eje de rotación es muy pequeño.

- ¿Y a nivel científico, qué relevancia tiene el seguimiento de todos estos movimientos que se producen en el eje de rotación terrestre?

-Es muy importante, porque nos cuenta muchas cosas sobre las fuerzas que hay en el espacio y cómo influyen unas sobre otras, y cómo la Tierra reacciona ante ellas. Pero también nos explica cómo es la Tierra por dentro, las fuerzas que se producen en el interior del planeta, y que provocan que haya movimientos de expansión o compresión. Además, conocer la posición del eje terrestre también nos ayuda a poder determinar con precisión el nivel del mar, al milímetro.

- ¿Y sobre la población en general de todo el planeta, al margen de esa interacción que existe con el clima y los fenómenos sísmicos?

-No está de más saber que gracias a sistemas que aplicamos en nuestra vida diaria, como el GPS, podemos saber cómo la Tierra se va moviendo "arriba y abajo", cuál es su posición en todo momento. Las señales que el planeta recibe de los satélites indican si hay variaciones en el eje terrestre. Por lo tanto, es una técnica que tiene al mismo tiempo un uso en la vida diaria y una gran importancia en el estudio científico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine