EN DIRECTO

El presunto descuartizador admite que ocultó los cadáveres, pero no que mató

Los otros seis procesados por el crimen de Aranga, entre ellos su mujer, se declaran inocentes de haber ayudado a desmembrar los cuerpos aparecidos en una fosa séptica y borrar las huellas

 03:28  
José Ramón Blanco Vila, alias ´Koke´, se levanta, ayer, para declarar por el doble asesinato. / fran martínez
José Ramón Blanco Vila, alias ´Koke´, se levanta, ayer, para declarar por el doble asesinato. / fran martínez 

PABLO LÓPEZ | A CORUÑA José Ramón Blanco Vila, el presunto descuartizador de Aranga, se declaró ayer inocente de haber matado en su domicilio de ese municipio, el 9 de noviembre de 2008, a Javier Toledo y Manuel Ramón Luces, que le habían visitado con el fin de cobrarle una deuda. El acusado, conocido como Koke, negó en la primera sesión del juicio haber propinado las cuchilladas y los disparos con arma de fuego que terminaron con la vida de las víctimas, aunque sí reconoció haber participado, junto con algunos de los otros seis procesados que comparecieron ayer en la Audiencia Provincial -cinco amigos suyos y su mujer-, en las tareas para descuartizar los cadáveres y para ocultarlos posteriormente en una fosa séptica ubicada en una vivienda abandonada de Fonteculler.

La Fiscalía solicita para Blanco Vila una pena de 52 años y diez meses de prisión -25 por cada uno de los asesinatos, diez meses por descuartizar los cadáveres y dos años más por tener un arma sin licencia-. Para sus cinco amigos, el Ministerio público reclama penas de tres años y diez meses por encubrimiento y profanación de cadáveres, a los que, en el caso de dos de ellos, hay que añadir dos años más por tenencia ilícita de armas. La mujer de Koke solo se enfrenta a diez meses por el desmembramiento de los cuerpos, ya que la ley le permite encubrir a su marido.

Blanco Vila solo aceptó responder a las preguntas de su abogado, Manuel Ferreiro, y lo hizo casi exclusivamente con monosílabos. El acusado negó haber dado muerte a las víctimas, pero no explicó quien propinó las puñaladas y efectuó los disparos, al no solicitar su letrado esa información. Koke sí manifestó, a través de sus afirmaciones a las preguntas del abogado, que una de las víctimas llevaba un arma cuando entró en su casa y que llegó a amenazarle. Este acusado había manifestado en sus declaraciones previas al juicio, que había sido otro de los procesados, Alberto Souto, quien asesinó a las víctimas.

Las últimas palabras de Blanco Vila durante la primera sesión del juicio fueron para exculpar a su mujer y a uno de sus amigos procesados -ambos se encontraban en el domicilio cuando ocurrieron los hechos-. Koke manifestó que estos acusados nada tienen que ver con el crimen ni con lo que se les hizo a los cadáveres. "Mi mujer y Vampi (nombre con el que se le conocía a su amigo Yago Souto) no han tenido nada que ver", expresó.

La mujer de Blanco Vila, Pilar Piñeiro, manifestó dudas acerca del número de personas que se encontraban en la vivienda cuando ocurrieron los hechos, por lo que su testimonio deja abierta la posibilidad de que hubiera una o más personas además de Koke y las dos víctimas, que estaban en la cocina, y de Vampi, su hijo menor y ella, que estaban encerrados en el salón. "Escuché a varias personas discutiendo, pero no sé cuánta gente había en la cocina", expuso la procesada, que aseguró que una de las víctimas llegó a la vivienda después de haberla amenazado por teléfono y que, una vez dentro, los encerró a ella, a su hijo y a Vampi en el salón, después de haberla amenazado de nuevo.

Pilar Piñeiro negó haber participado tras los hechos en los descuartizamientos, en la ocultación de los cuerpos o en las reformas que se hicieron en la casa, supuestamente, para borrar las huellas del crimen. La acusada declaró que, cuando sucedió el crimen, estaba embarazada y que, por tratarse de un embarazo de riesgo, el médico le había recomendado reposo total. Posteriormente, cuando supuestamente se realizaron las tareas para esconder los cuerpos, afirma haber estado, primero, con su madre en Santiago y, después, ingresada por el parto, algo que utilizó para justificar su afirmación de que no solo no había colaborado, sino que ni siquiera conocía que el crimen había ocurrido. "Yo no sé quién hizo la reforma en mi casa. Cuando llegué del hospital, ya estaba hecha", declaró.

La mujer de Koke, que insistió en que en ningún momento vio los cadáveres, negó también que su marido poseyera un arma como la que supuestamente fue utilizada en el crimen, que le fue exhibida durante el juicio. "Mi marido solo tenía una pistola de fogueo, una de bolas y una escopeta de balines que yo le regalé por el día de los enamorados", expuso.

Los siguientes en declarar fueron un hombre y una mujer, Antonio Fernández Borque y Mónica Martínez, que supuestamente colaboraron en el descuartizamiento y ocultación de los cuerpos y escondieron en una caja fuerte de su vivienda el arma homicida. Ambos negaron haber tenido conocimiento de las muertes hasta que fueron detenidos y, aunque reconocieron haber participado en la reforma del domicilio de Koke y su mujer, negaron haber sospechado que esos cambios pudieran tener como causa la ocultación de las huellas de un crimen.

Los dos acusados, que eran pareja cuando sucedió el crimen, coincidieron al negar que las espadas orientales que tenían en su vivienda fueran empleadas para desmembrar los cuerpos. Sobre la pistola en la caja fuerte, Antonio Fernández manifestó que era de su propiedad, que solo el sabía que estaba allí y que únicamente la utilizaba para disparar a latas y otros blancos para hacer prácticas de puntería. Mónica Martínez negó haber sabido que el arma estaba allí, pues precisó que nunca había conocido lo que el que entonces era su pareja escondía en la caja fuerte.

Yago Souto, que también declaró en la sesión de ayer, recordó que, el día de los hechos, entró en el domicilio y se fue al salón, donde, según declaró, se encontraban la mujer de Koke y su hijo. Minutos después, siempre según su testimonio, sonó el timbre y, cuando Blanco Vila abrió la puerta, se topó con las dos víctimas -Vampi había asociado a las personas que llegaron al domicilio con las fotografías de las víctimas que le mostró la policía tras las detenciones-.

Este acusado relató que, una vez entraron los visitantes en la vivienda, Koke cerró la puerta del salón, lo que impidió que tanto él como Pilar Piñeiro vieran lo que ocurría en la cocina. Vampi sí dijo haber escuchado una fuerte discusión y el sonido de dos disparos, algo que, según expuso, hizo antes de abandonar la casa por una ventana.

Vampi declaró que Blanco Vila le dijo que no dijera nada y que, a pesar de haber escuchado la discusión y los disparos, no había denunciado por miedo. Yago Souto reconoció que, días después de los hechos, había acudido al domicilio de Koke para practicar puntería con la escopeta, algo que, según dijo, también hizo por miedo.

El testimonio de Alberto Souto, al que Blanco Vila había señalado como el autor de los asesinatos en sus declaraciones previas al juicio, y el de una mujer que fue su novia, Ana Belén Fernández, fueron los más esclarecedores acerca de la implicación del principal acusado en el suceso. Ambos procesados, a los que se les acusa de encubrimiento y de profanación de cadáveres, aseguran haber conocido los hechos porque los propios protagonistas de los mismos se los contaron.

Alberto Souto, alias Nocillas, declaró que conoció a Koke en febrero, meses después del crimen, que cometió junto a él varios delitos de robo en chalés y que, un día, cuando ambos estaban de fiesta, Blanco Vila le contó que había matado a dos personas y que había ocultado sus cuerpos en Fonteculler. Nocillas manifestó que, en aquel momento, no dio crédito a lo que Koke le había contado y que, por ello, no denunció. Alberto Souto también mencionó que Koke le había expuesto que los también procesados Antonio Fernández Borque y Mónica Martínez le habían ayudado tras los asesinatos.

Ana Belén Fernández expuso que, cuando Alberto Souto le confesó lo que Koke le había contado, ya conocía los hechos, porque la mujer de Koke se los había relatado después de haber mantenido una discusión con el propio Blanco Vila. Esta acusada también aseguró que los procesados que comparecieron ayer en la Audiencia habían compartido una comida, en la casa donde ocurrieron los hechos, durante la que hablaron de lo ocurrido en tono jocoso. "Se pusieron a hablar como si lo que hubieran matado fuera un pollo", dijo esta mujer, que aseguró haber recibido amenazas de los otros procesados.

  HEMEROTECA

Sigue las noticias de A Coruña en:

FacebookTuentiYoutubeTwittertwitter deprotesFlickr Google plus
Concursos LNE
CONCURSO

El peque de la casa

Vuelve el Peque da la Casa con la colaboración del  Corte Inglés.

Concurso

 

Sorteamos 2 entradas semanales, válidas para cualquier día de la semana, incluídos festivos, en los cines Filmax del CC Cantones Village

Participa
 
  LA SELECCIÓN DE LOS LECTORES
 LO ÚLTIMO
 LO MÁS LEÍDO
 LO MÁS VOTADO

Venta de pisos

Casa en venta con 617 m2, 6 dormitorios en

Casa, Independiente con 617 m2, Buen estado, 6 dorm, 3 baños, 2ver más

Piso en venta con 104 m2, 3 dormitorios en

Piso, con 104 m2, Reformado, 3 dorm, 2 baños, 1 plaza(s) dever más

Piso en venta con 110 m2, 4 dormitorios en Os

Piso, con 110 m2, Buen estado, 4 dorm, 2 baños, 1 plaza(s) dever más

Casa en venta con 250 m2, 4 dormitorios en

Casa, Independiente con 250 m2, Buen estado, 4 dorm, 2 baños, 1ver más

Piso en venta con 90 m2, 3 dormitorios en

Piso, con 90 m2, Nuevo, 3 dorm, 2 baños, 1 plaza(s) de garaje, 1ver más

CONÓZCANOS: CONTACTO | LA OPINIÓN A CORUÑA | LOCALIZACIÓN | ACERCA DE ED. GALEGO PUBLICIDAD: TARIFAS | CONTRATAR
laopinióncoruña.es es un producto de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de laopinióncoruña.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
Adaptado a la Ley de Protección de Datos por
 


  Aviso legal
  
  
Otros medios del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca | El Diari  | Empordà  | Faro de Vigo  | Información  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Tenerife  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  |  La Nueva España  | Levante-EMV  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya