Fomento concede solo un millón de los cinco que solicitó el Concello para rehabilitación

Esta cantidad únicamente permite terminar la reforma de Palavea y Os Mariñeiros e iniciar la de Elviña - El Gobierno municipal buscará financiación europea para las Casas de Franco y Labañou

07.08.2015 | 18:47
Las Casas de Franco en O Ventorrillo.

El Ministerio de Fomento enviará solo una cuarta parte de los 4,9 millones de euros que el Concello coruñés le solicitó en abril para las Áreas de Regeneración y Renovación Urbanas (ARRU) de la ciudad. La tijera a las previsiones municipales obliga a elegir. Podrá cerrarse la mejora de Palavea y Os Mariñeiros pero únicamente entrará como nueva zona, y solo parcialmente, el núcleo tradicional de Elviña. Las 1.105 casas que preveía reformar el Ayuntamiento se quedan en 200. La decepción es para Labañou y las Casas de Franco de O Ventorrillo, para las que el Concello dice estar buscando fondos, "básicamente europeos", al igual que para otros conjuntos urbanos.

El 27 de julio, la Xunta remitió al Ayuntamiento un oficio del director técnico de Fomento en el que este indicaba que, "teniendo en cuenta las solicitudes presentadas por todos los ayuntamientos con áreas de rehabilitación y las que se solicitan declarar y las estimaciones de cada una, así como la financiación máxima prevista", aportarán un total de 1,2 millones de euros: 483.170,84 euros correspondientes a la anualidad de 2015 y 716.819,16 euros a la anualidad de 2016.

La decisión del Gobierno de Mariano Rajoy frustra el anuncio que realizó en primavera el anterior Ejecutivo municipal, cuando demandó a Fomento que le concediese 4,9 millones para, además de culminar las ya existentes (Os Mariñeiros, Palavea y Casco Histórico), iniciar actuaciones ARRU (antes ARI) en otros tres núcleos, que incluyen mejoras en el interior de las viviendas, en sus espacios comunes y en los espacios públicos del entorno.

La comunicación de Fomento reduce las 1.105 viviendas que se verían beneficiadas -578 en las Casas de Franco, 444 en el grupo María Pita y 83 en Elviña- a una cuarta parte. "Este organismo realizó la siguiente estimación de actuaciones correspondiente a sus áreas declaradas o pendientes de declarar, que ascendería a un número de 200, que este Ayuntamiento podrá repartir, incrementar o reducir sin exceder en ningún caso el tope máximo de financiación antedicho".

Así figura en el expediente que hoy prevé aprobar la Junta de Gobierno Local, en el que han de confirmar la solicitud de participación en el llamado programa de Regeneración y Renovación Urbanas del Plan Estatal 2013-2016.

Cuestionado sobre los criterios para elegir las 200 viviendas beneficiadas, el Gobierno municipal explica que Palavea y Os Mariñeiros eran zonas que ya llevaban tiempo con el ARI / ARRU y se debía terminar la actuación allí "para centrarse en otras áreas" posteriormente. Según el expediente firmado por la Concejalía de Rexeneración Urbana e Dereito á Vivenda, el ARI Santa-Cristina Palavea (declarada en 2009) tiene pendientes de rehabilitación siete bloques, que se corresponderían con 204 viviendas. El ARI de Os Mariñeiros quedaría rematada con 25 viviendas.

Para Palavea se habían requerido 963.000 euros y para Os Mariñeiros, 118.125, lo que deja únicamente unos cien mil euros liberados para nuevos barrios. "Con esa cantidad tan pequeña", entre las otras tres, "había que elegir", señalan fuentes municipales. San Vicente de Elviña es la de menor tamaño y, por tanto, "la que más favorecida podría salir" al tratarse de viviendas unifamiliares y obras más pequeñas. En todo caso, no se podrá actuar en todas ellas. El núcleo es de 83 y la intervención inicial se hará en 24.

Dos días después de ser notificada la decisión de Fomento, el Instituto Galego de Vivenda e Solo confirmó la declaración de Áreas de Rehabilitación Urbana de los nuevos barrios pero con la advertencia de que esa declaración no llevaba implícita la financiación de las actuaciones en dichas áreas que se tendrían que fijar en una comisión bilateral.

Una actuación "urgente"

Los grandes damnificados son los vecinos de las Casas de Franco de O Ventorrillo y el grupo María Pita de Labañou. Las mismas fuentes municipales justifican que necesitan una financiación muy elevada que no fue concedida. El Gobierno local asegura que busca ya fondos, "básicamente europeos", para poder trabajar en estas zonas. Se comprometen a solicitar a Fomento más dinero y más ARI, intentando también incluir el Barrio de las flores y otros núcleos tradicionales de la ciudad como Nostián y Bens, entre otros. Pendiente queda también una parte de la Ciudad Vieja.

Tanto Casas de Franco como María Pita habían recibido con muchas esperanzas la posibilidad de convertirse en ARI y recibir la financiación estatal. Una población mayor que no solo sufre el deterioro de las viviendas sino problemas de accesibilidad que, en algunos casos, les impide salir a la calle. La asociación vecinal de O Ventorrillo consideraba la actuación "urgente".

El anterior Gobierno local consignó, entre 2015 y 2016, un total de 3,5 millones, que completarían la ayuda de Fomento de 4,9 millones de euros que no ha llegado. Estas actuaciones se financian entre ambas administraciones con una aportación de los particulares.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine