Artesanía gallega en los jardines

Los artesanos presentes en la XXXI edición de la feria Mostrart, en Méndez Núñez, consideran el certamen un escaparate idóneo para presentar sus creaciones

09.08.2015 | 21:10
Artesanía gallega en los jardines

Los jardines de Méndez Núñez acogen desde el pasado fin de semana la edición número 31 de la feria de artesanía Mostrart, que cuenta con 50 expositores, y se prolongará hasta el próximo 16 de agosto. Puestos de cerámica, cuchillos y navajas, marquetería, telas, cueros y joyas de papel son algunos de los productos que se venden en los puestos de la feria, que para más de un artesano representa un circuito comercial muy importante. Siete de los artesanos presentes abandonarán hoy la feria para dejar su espacio a otros siete creadores.

Los artesanos de Mostrart hacen hincapié en la importancia que tiene la feria para dar a conocer sus productos. Incluso alguno ve la feria como un "campo de pruebas" para comprobar si sus productos gustan al público y se van a vender en la tienda.

Promovida por la Asociación Galega de Artesáns y con el apoyo de la Xunta a través de la Fundación Centro Galego de Artesanía e Deseño, del Ayuntamiento y de la Diputación, la feria se desarrolla, según indican los artesanos, con un éxito similar al de otros años, aunque marcada por la falta de un elemento que atraía una gran cantidad de público a la zona, como aseguran algunos de los comerciantes, que son las casetas regionales.

La que afirma ser "la feria de artesanía más importante de Galicia, tanto en número de expositores como de visitantes" ha visto un poco mermada la llegada de público y compradores por la ausencia de estas casas regionales. "Sí que es cierto que este año al faltar las casas regionales veo menos gente", asegura uno de los comerciantes presentes en la edición de este año.

Los profesionales también destacan el hecho de que la feria no ha hecho más que empezar, alegando que no se pueden valorar la cantidad de gente asistente antes de que termine, por lo que los amantes de las producciones artesanales todavía tienen mucho tiempo para sus compras.

Lidia Gómez
Regal Cerámica Artesán

Lidia Gómez es la encargada de Regal Cerámica Artesán, un puesto en el que se venden productos de cerámica hecha a mano en Viveiro, en Lugo. "Llevan más de 40 años elaborando estas piezas „explica Lidia Gómez„. Tenemos dos líneas de cerámica en el puesto: botellas para licores, botellas y cafés; y las figuras tradicionales de cerámica". También en el puesto se vende una Torre de Hércules de cerámica como homenaje a la ciudad. "Llevamos viniendo a la feria desde que empezó, y la verdad es que la acogida de la gente es muy buena", asegura la encargada del puesto Regal Cerámica Artesán.

José Antonio Novoa
Flecharte

"Trabajamos con madera torneada y marquetería para fabricar desde peonzas, hasta pequeños muebles", explica el encargado de Flecharte, José Antonio Novoa, un artesano de la madera que participa en la feria desde que empezó. "Aquí puedes adquirir una gran variedad de productos „explica el encargado„, y se pueden comprar piezas desde tres euros hasta cien". En cuanto a la acogida de la feria por parte del público, el encargado afirma que el suyo es un producto que se vende bien, y que la afluencia de gente es buena, aunque también resalta el hecho de que faltan las casas regionales y, con ellas, una gran cantidad de gente.

María José Lois
Cuaderna Maestra

En el puesto Cuaderna Maestra, elaboran telas tradicionales empleando un telar tradicional para crear chales, toquillas y bufandas, mayoritariamente. "También manejo la técnica tradicional de la horquilla", afirma la encargada del puesto, María José Lois, natural de Pontevedra. Además, su marido, que también presenta su trabajo en el puesto, elabora forjados en hierro, para elaborar navajas, lámparas, etc. "En esta feria se suele vender muy bien el producto „explica la encargada del puesto„, y la afluencia sigue siendo buena, aunque sí que es cierto que este año al faltar las casetas regionales veo menos gente".

Verónica Rodríguez
Coitelos Tradicionais

Cuchillos y navajas tradicionales de Fonsagrada y Taramundi son los productos que se comercializan en el puesto Coitelos Tradicionais. "Formamos parte de una comarca con mucha tradición de cuchillería „explica la encargada del puesto, Verónica Rodríguez„, trabajamos con un acero de muy buena calidad, y madera boj, que es una madera muy cara". Se trata del primer año que asiste a la feria, y la encargada afirma que el producto se vende muy bien, "hay muy buena gente así que hay que trabajar mucho". Los precios de los productos son muy variados, oscilando según los materiales empleados para su elaboración, entre 7 y 85 euros.

José Ángel Casas
Silvereira

José Ángel Casas es el encargado del puesto Silvereira, que presenta todo tipo de bisutería cuyo elemento esencial de su trabajo es la plata, combinada con otros materiales como azabache, resina, ante, metacrilato, esmalte... "Una de nuestras colecciones, llamada Raíces, hace referencia a la cultura gallega. También trabajamos con piedra acrílica, un material muy innovador", destacó el encargado. José Ángel Casas es de Santiago, y el taller en el que elaboran sus productos se encuentra en Teo.

"Llevamos varios años viniendo y la gente de la ciudad ya conoce nuestro producto", manifiesta José Ángel Casas. Explica que esta feria supone una prueba para ver cómo acepta la gente sus nuevos productos y "de momento, aunque es pronto se acerca bastante gente". El encargado del puesto Silvereira, recomienda personalmente el engarce de plata y madera, que es "lo que más se vende".

Paula caballero
Joyas de Papel

Paula Caballero es la encargada del puesto Joyas de Papel, en el que se dedican a elaborar "complementos muy especiales en papel y plata de ley realizados con diversas técnicas entre las que se encuentra la ancestral del origami". Utilizan desde papeles tintados e ilustrados en su taller hasta pliegos tradicionales japoneses y papiros egipcios, endurecidos con una sustancia "secreta", resistente al agua. "La gente que compra aquí, cuando vuelve a vernos, siempre nos dice que se sorprende de lo duraderas que son las piezas", explica Paula Caballero.

Tienen su taller en Pontevedra. Aunque no disponen de tienda propia, venden sus productos a través de internet y en ocasiones alguna tienda compra sus productos para su venta al público. "Fabricamos colgantes, pendientes, anillos, broches... Todos tipo de bisutería, tenemos una gran variedad de productos", afirma la encargada del puesto, que lleva cuatro años asistiendo a la feria de artesanía.

Luis Santín Mosquera
Cuero Santín

Luís Santín Mosquera es el encargado del puesto de cuero Santín, cuyo taller se encuentra en Cambre, y lleva treinta años viniendo a la feria. Son artesanos dedicados al soporte de cuero y piel, a partir de los cuales elaboran objetos cotidianos, decorativos y de vestir, entre otros, "una gama de productos muy amplia", explica el encargado del puesto al que da nombre, Santín.

Luis Santín afirma que la feria es la plataforma comercial más importante de Galicia. "Se trata de un circuito comercial muy importante para nosotros", añadió Santín. También destacó la importancia del sitio estratégico en el que se encuentra la feria, pues además de encontrarse en el centro de la ciudad, como afirma el encargado del puesto, es un reclamo para los turistas que seguramente pasen por la zona al visitar la ciudad, "aunque solo sea por simple curiosidad". Santín asegura que no notó cambio en la cantidad de gente que visita la feria a pesar de la ausencia de las casetas regionales.

Montse Betanzos
Montse Betanzos

El puesto artesanal Montse Betanzos, cuyo taller se encuentra en la localidad pontevedresa de O Grove, se dedica a la venta de collares elaborados con conchas seleccionadas. "El producto se recoge y se criba cuando hay tormenta y la marea sube, de esta forma las conchas se recogen con facilidad y además suben vacías", explica Montse Betanzos.

La encargada del puesto explica que se trata de la tercera generación de su familia que se dedica a esto. Montse Betanzos afirma haber creado nuevos diseños para darle a su producto un toque de elegancia, sofisticación y originalidad, adaptados al estilo de la mujer actual.

En cuanto a la acogida del público, la encargada del puesto incide en el hecho de que este año faltan las casas regionales, aunque añadió que a pesar de eso la afluencia sigue siendo buena. "Se nota bastante la falta de las casas regionales, este año hay menos gente que en ediciones anteriores", asegura Montse Betanzos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine