La promotora de la feria taurina calcula que los daños por la suspensión ascienden hasta los 368.000 euros

El Concello prevé solo una indemnización de 10.000 euros y alega que su decisión de extinguir del contrato está avalada por el "interés público" de "preservar el bienestar animal"

15.08.2015 | 11:23
Panorámica del ruedo taurino y las gradas del Coliseum en la feria del año pasado.

La empresa promotora de la feria taurina cancelada los pasados 1 y 2 de agosto pone cifra a los daños sufridos por la rescisión del contrato para su organización resuelta por el alcalde, Xulio Ferreiro, en calidad de presidente del Instituto Municipal Coruña Espectáculos (IMCE): 367.959 euros. El abogado que representa a la firma Tauro Siglo XXI remitió a Ferreiro en un escrito del 24 de julio el cálculo de perjuicios económicos ocasionados a su representado. Cifra el daño emergente (los gastos provocados por la suspensión, que tiene que asumir el propio promotor) en 306.632,50 euros y el lucro cesante (los ingresos que deja de obtener), en 61.326,50 euros.

El texto, al que ha tenido acceso este periódico, omite en cambio el valor de la indemnización que la promotora reclamará al Concello por la extinción del contrato de la feria taurina firmado en septiembre del año pasado y que incluía la celebración de los espectáculos de 2014 y 2015 en el Coliseum.

El Gobierno local informó en más de una ocasión que esa compensación sería de unos 10.000 euros. Esgrime, entre varios argumentos jurídicos, que en el contrato administrativo especial el IMCE se reserva el derecho "a dejar sin efecto el contrato antes del vencimiento, siempre que lo justifiquen causas de interés público". En el expediente de extinción anticipada del contrato, el Concello considera de "interés público" la "preservación del bienestar animal, evitando la celebración de festejos o eventos que favorezcan el sufrimiento animal, por lo que concurre la causa de extinción antes referida". Al no estar constituido el Consejo Rector del IMCE, es su presidente quien asume la decisión, "dada la urgencia" por "la proximidad de las fechas de celebración del próximo evento".

La promotora taurina replica que no existe dicho "interés público" porque la tauromaquia está regulada en el Estado como "patrimonio cultural" y que el presidente del IMCE no está facultado para abrir el expediente. Tauro Siglo XXI alega que "hay una manifiesta imposibilidad práctica en el escaso plazo concedido para determinar los daños en perjuicios causados con mayor precisión de la indicada", por lo que de entrada solicita la devolución del dinero entregado en concepto de aval, 15.000 euros.

El letrado de la empresa aclara que es "imposible cuantificar" el importe concreto de los daños por la cancelación de la edición, por lo que incluye un presupuesto completo de las obligaciones asumidas por el promotor para organizar el acto "sin perjuicio" de que personas y colectivos que iban a participar exijan cantidades previamente comprometidas con ellos.

Durante el mes de julio pasado Tauro Siglo XXI asegura que siguió adelante con la preparación del evento taurino de este agosto pese a que conocía la voluntad del Gobierno de Marea de rescindir la contratación. En la publicidad se incluía información sobre la venta de entradas y el Concello y el Coliseum figuraban como colaboradores.

La feria taurina se celebró en el recinto coruñés entre 1995 y 2014. En ese periodo el Concello gastó 2,2 millones de euros por la organización -con más de un contrato en algunas ediciones- y obtuvo una cuenta de ingresos de solo 7.300 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine