El coruñés detenido por ofrecer a su hijo para prostituirlo pretendía "fantasear" en un chat

El sospechoso fue puesto en libertad, al comprobarse que no tiene descendencia ni relación con ningún menor - El arrestado alegó que se trataba de una "broma"

19.08.2015 | 01:46

El coruñés de 47 años que se sentó en el ordenador de su casa de Granada durante la madrugada del pasado 24 de julio, accedió a una página de contactos y envió un mensaje privado a otro usuario en el que le ofrecía los servicios sexuales de su hijo de once años fue puesto ayer en libertad sin cargos. El detenido, que escribió en el chat que el niño "estaba acostumbrado a ser violado", no tiene descendencia ni contacto con ningún menor, según verificó la Policía Nacional. Tal y como admitió durante los interrogatorios, se limitó a "fantasear" con esa idea. La investigación se inició tras la denuncia de su interlocutor

El coruñés de 47 años que fue detenido por la Policía Nacional en Granada por, presuntamente, ofrecer a su hijo menor de edad a través de internet para prostituirlo ha sido puesto en libertad. Las investigaciones policiales llevadas a cabo tras su arresto determinaron que el sospechoso no es padre "ni existe ningún menor de edad que tenga relación con él", sino que se trató de una "broma" que gastó a su interlocutor, que fue quien denunció los hechos.

Fuentes policiales explicaron ayer que comprobaron que el arrestado envió el mensaje en el que ofrecía a un supuesto hijo de once años para mantener relaciones sexuales. Además, aseguraba que el pequeño estaba "acostumbrado a ser violado" . El hombre, residente en Granada, pero nacido en A Coruña, mandó el mensaje a través de un chat privado de una página de contactos. El arrestado, sin embargo, se limitó a "fantasear", según esclarecieron los agentes, por lo que el juzgado que dirigía la investigación decretó su puesta en libertad, ya que no puede ser acusado de ningún delito.

El 091 informó que, al haber un menor implicado, procedieron a la inmediata detención del sospechoso, que permaneció retenido hasta que los investigadores corroboraron que se había inventado la historia. El coruñés, residente en la zona norte de Granada, reconoció desde el primer momento haber enviado el mensaje, pero negó que tuviese intención de hacer daño a algún menor. El hombre fue arrestado porque su interlocutor, al leer el mensaje, acudió a la Policía Nacional para denunciar los hechos, pues creyó que el vecino de Granada no mentía cuando le decía que su hijo de 11 años estaba "acostumbrado" a sufrir abusos sexuales y se lo ofrecía para mantener relaciones sexuales.

La brigada especializada en delitos informáticos de la Policía Nacional localizó el ordenador desde el que se había enviado el mensaje, que estaba situado en la vivienda del sospechoso. Cuando los funcionarios se desplazaron al inmueble para arrestarlo no había ningún menor. Solo se encontraban en su interior mayores de edad, según matizó ayer el 091.

El Código Penal no tipifica como delitos este tipo de conductas, por lo que los autores no pueden ser castigados. La Policía Nacional tiene constancia de la existencia de chats en los que los usuarios fantasean con mantener relaciones sexuales con menores y someterlos a todo tipo de abusos. En cuanto los agentes detectan alguna conducta sospechosa inician una investigación con el objetivo de determinar si algún menor está en peligro. En este caso, los funcionarios del 091 y el juzgado que dirigía la investigación concluyeron que no existe riesgo. El hombre está en libertad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine