El Concello ejecutó en siete meses menos de una cuarta parte del dinero destinado a obras

El grado de cumplimiento del presupuesto reservado para inversiones y transferencias es, en lo que va de año, tres puntos mayor que en el mismo periodo del anterior ejercicio electoral

21.08.2015 | 10:00

Entre lo que prevén realizar los gobiernos locales en los presupuestos y lo que realmente son capaces de materializar hay un abismo. Es habitual que las previsiones cargadas de optimismo al inicio del año salten por los aires. También en periodos de elecciones, en los que los presupuestos se mimetizan con los programas electorales del partido que gobierna. Pasados los siete primeros meses del año, no se ha ejecutado ni una cuarta parte del dinero reservado para obras e inversiones y este porcentaje solo mejora en tres puntos el mismo tramo de 2011, anterior ejercicio electoral. Quedan muchas ideas por convertir en realidad y algunas se quedarán en el camino por el cambio de intereses del nuevo Gobierno y, justifica Marea, por el desfase heredado del Ejecutivo del PP

La ejecución del dinero que reservó el presupuesto municipal para realizar obras y otras inversiones no llegó ni a la cuarta parte en lo que va de año. Solo supera en tres puntos la ejecución en el mismo periodo del anterior ejercicio electoral (2011).

El capítulo de inversiones reales del último presupuesto del PP reservaba 36,05 millones de euros para desarrollar principalmente obra pública a lo largo de 2015, una cantidad que subió hasta los 48,6 millones de euros con las modificaciones del presupuesto que se realizaron a lo largo de la primera parte del año. A 31 de julio de 2015, el dinero comprometido para este fin se queda en 13,49 millones. Por ello, la ejecución de los trabajos que había planeado realizar el Concello se limita al 27%. Aún así, el porcentaje está cinco puntos por encima de los mismos primeros siete meses de 2011, cuando se elaboró el último presupuesto del mandato del Ejecutivo de coalición entre los grupos socialista y nacionalista.

En cuanto al capítulo correspondiente a las transferencias de capital (cantidades inyectadas por el Concello a otras entidades o administraciones) para que a su vez realicen inversiones, el grado de ejecución es menor. Corresponden a esta parte del presupuesto las subvenciones a asociaciones para el desarrollo de actividades y proyectos, además de, por ejemplo, la aportación del Concello a la Autoridad Portuaria para financiar la obra del túnel de la Marina.

El presupuesto de 2015 reservaba 14,12 millones de euros para dichas transferencias. Con los cambios de presupuesto, alcanzaron los 24,01 millones. Es una cantidad muy superior a la de 2011 (de 11,6 millones de euros), debido al dinero reservado para la Marina y por la estrategia del anterior Ejecutivo municipal de encargar determinados servicios y actividades municipales a entidades privadas con o sin ánimo de lucro a través de convenios. La ejecución del capítulo VII en los siete primeros meses del año fue del 14%, muy por encima del 6% que, a la misma altura del ejercicio de 2011, había conseguido canalizar el Gobierno de PSOE y BNG.

La suma del capítulo de inversiones reales directas del Concello) y el de financiación de operaciones de otras entidades para realizar inversiones) se conocen como "gastos de capital" y dan la medida de la gestión inversora del Concello.

A 31 de julio de 2015, a pesar de ser año electoral, el cumplimiento de las previsiones apenas llegaba al 23%. En agosto de 2011 la ejecución era todavía peor, del 20%. En ese periodo de 2015, hay obligaciones reconocidas de 17 millones de euros de un presupuesto para obras de 72,6 millones: y en el mismo de 2011, hay obligaciones reconocidas de 22,2 millones sobre 107,2.

La principal diferencia de crédito entre un año electoral y otro es un modificativo del presupuesto, que el Partido Popular aprobó en agosto de hace cuatro años gracias a la mayoría absoluta en las urnas y que este año, con el Ejecutivo de Marea Atlántica en minoría, fracasó en el pasado pleno. En estos momentos, el Gobierno local negocia con los grupos de PSOE y BNG para que pueda salir adelante.

La Ejecución del presupuesto fue el primer tema de debate político tras el cambio de Gobierno, tras denunciar Marea Atlántica que el PP había gastado hasta junio 21,1 millones más de lo ingresado. Es el mayor desfase de gastos de toda la legislatura y en un mes ha seguido creciendo para llegar a los 24,4 millones de euros.

El interventor alertó en un informe firmado en junio de la falta de liquidez y advirtió de posibles problemas para pagar a los proveedores dentro del plazo máximo que impone el Ministerio de Hacienda.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine