Reapertura de la dársena

La Marina como 'ring'

La urbanización de la zona enfrenta al Ayuntamiento de A Coruña con la Autoridad Portuaria y la Xunta de Galicia - El Concello y el Puerto intentan llegar a un acuerdo sobre la licencia

26.08.2015 | 00:41
La Marina como 'ring'

El Ayuntamiento y la Autoridad Portuaria se enzarzaron en disputas apenas un mes después de la toma de posesión del nuevo Gobierno municipal. La urbanización de la Marina y los túneles de O Parrote centran la mayoría de las polémicas, aunque también se enfrentaron por la posible venta de los muelles cuando dejen de tener uso portuario. Ferreiro y Losada no se entienden. Concello y Puerto han celebrado hoy la tercera reunión institucional para tratar de acercar posturas sobre las obras de la Marina. De momento, ninguna de las dos instituciones cede.

La Autoridad Portuaria defiende que no es necesario que los trabajos cuenten con licencia municipal. Su argumento lo basa en convenios suscritos con el anterior Ejecutivo local y en informes de la Abogacía del Estado y de su asesoría jurídica. El Concello, sin embargo, insiste en que el permiso es necesario, por lo que se niega a recepcionar las obras ya terminadas, lo que provocó que se retrasase la apertura del área donde se sitúan los juegos infantiles.

El alcalde, Xulio Ferreiro, insistió ayer en que el organismo portuario tiene "que cumplir con sus obligaciones", entre las que asegura que está "pedir autorización para la obra y presentar el proyecto". El regidor subrayó que la predisposición del Gobierno local es "arreglar las cosas", al tiempo que puntualizó: "teniendo en cuenta siempre el respeto a la legalidad".

El conflicto con el Puerto también salpicó el fin de semana a la Xunta. La conselleira de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras negó tener competencias para decidir sobre si es necesaria la licencia de las obras de la Marina o no. El alcalde la corrigió. "Cada administración tiene que asumir las funciones que le corresponden legalmente. Lo importante no es lo que diga la conselleira delante de un micro, si no lo que diga la Xunta en un expediente", advirtió ayer Ferreiro, quien, de todas formas, aseguró tener "confianza" en que la intervención del Ejecutivo autonómico no sea necesaria.

El Gobierno gallego envió ayer un escrito en el que insiste en que no le corresponde "resolver el conflicto entre el Concello y la Autoridad Portuaria". Así, destaca que el proyecto afecta a un área de suelo urbano consolidado, por lo que sostiene que carece de competencias. Las fechas claves de las disputas son las siguientes:

►17 de junio. El concejal de Rexeneración Urbana, Xiao Varela, visita por primera vez las obras de la Marina. El edil informó de que el Ayuntamiento pretende introducir "pequeñas modificaciones" en el proyecto para "naturalizar el espacio". Varela afirmó que uno de los cambios "prioritarios" sería aumentar los espacios de sombra. Por el momento, el Ayuntamiento no puede ejecutar esas actuaciones porque se niega a recepcionar las obras ejecutadas por la Autoridad Portuaria.

►4 de julio. El Ayuntamiento denuncia que hay filtraciones de agua en el enlace de los túneles de la Marina y O Parrote, que todavía se encuentran en obras. El Concello advierte que no asumirá su mantenimiento hasta que no se garantice "una correcta ejecución". El Puerto achaca las filtraciones a que los trabajos de aislamiento no finalizaron y descarta que haya habido errores en el desarrollo de las obras.

►22 de julio. El Gobierno local hace públicos los extractos de las actas de reuniones de seguimiento de las obras del túnel de O Parrote en los que se advertía de la aparición de filtraciones de agua del mar y de las consecuencias que podría tener para su mantenimiento. El Ayuntamiento también aporta un vídeo en el que se observa la entrada de agua en la zona.

►27 de julio. El alcalde y el presidente de la Autoridad Portuaria mantienen su primera reunión institucional. La urbanización de los muelles fue el centro del encuentro. Ferreiro no es partidario de la venta de esos terrenos, que dejarán de tener uso portuario cuando su actividad se traslade al puerto exterior. El alcalde cree que no garantizaría la financiación de las obras de punta Langosteira. Losada defiende esa operación inmobiliaria porque calcula que reportaría 240 millones.

►14 de agosto. El Ayuntamiento informa de que las obras se ejecutaron sin licencia municipal, algo que ya había denunciado el BNG en el mes de febrero. El Puerto sostiene que esa autorización no es necesaria. El Gobierno local, además, se niega a firmar el acta de recepción de los trabajos, lo que retrasa la inauguración de un tramo de la Marina. El concejal de Rexeneración Urbana amenaza con paralizar las obras que están en marcha y rehúsa asistir a una reunión convocada por la Autoridad Portuaria para coordinar la seguridad y poder abrir el tramo donde se encuentran los parques infantiles.

►17 de agosto. El alcalde garantiza que el Ayuntamiento no exigirá la paralización de las obras. Asegura que esa decisión correspondería a la Xunta, a la que le remitirán el expediente en el caso de no llegar a un acuerdo con la Autoridad Portuaria sobre la licencia. El Puerto anuncia que abrirá el tramo de la Marina dos días después, ya que el concejal de Rexeneración Urbana acepta asistir al día siguiente a una reunión sobre la seguridad del recinto.

►18 de agosto. El Concello acuerda en un encuentro con la Autoridad Portuaria hacerse cargo de la seguridad y de la limpieza del nuevo tramo de la explanada de la Marina. Ambas partes fijan una reunión para el martes día 25 de agosto, en la que intentarán llegar a un acuerdo sobre si la licencia es necesaria o no. El concejal de Rexeneración Urbana vuelve a negarse a recepcionar las obras y advierte que la urbanización tiene "deficiencias" que deberán arreglar las constructoras.

►19 de agosto. El Concello y el Puerto abren el área de la Marina donde se sitúan los juegos infantiles. Vallas bajas separan el espacio de los peatones de los carriles por donde aún circulan vehículos. El tráfico no se restringirá hasta que se termine la conexión de los túneles de la Marina y O Parrote.

►21 de agosto. La Autoridad Portuaria presenta un informe de alegaciones en el que recalca que los trabajos no precisan de licencia municipal. Basa sus argumentos en los convenios firmados con el anterior Gobierno local y en los informes de su asesoría jurídica y de la Abogacía del Estado.

►23 de agosto. La conselleira de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas, Ethel Vázquez, alega que la Xunta no tiene competencias para resolver el conflicto sobre el permiso de las obras que mantienen Puerto y Ayuntamiento. El alcalde, que estaba presente cuando realizó estas declaraciones, no le respondió.

►24 de agosto. El Ayuntamiento envía un escrito a los medios de comunicación en el que corrige a la conselleira. El Ejecutivo municipal asegura que tiene capacidad de decisión y achaca su postura a "un error involuntario o al olvido de una normativa legal".

►24 de agosto. El Gobierno gallego informa de que el proyecto está en suelo urbano consolidado, por lo que insiste en que carece de competencias para intervenir. "No le corresponde a la Xunta resolver el conflicto", subraya. El alcalde mantiene que la responsabilidad es del Ejecutivo autonómico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine