Apoyos deshilvanados para el ciclista

El plan de movilidad urbana del PP creó viales de unos pocos metros para favorecer a las bicicletas en puntos conflictivos, pero, según Mobi-liza, "solos no valen de nada"

28.08.2015 | 11:06
Apoyos deshilvanados para el ciclista

El Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS), presentado por el Gobierno municipal de Carlos Negreira en 2012, busca convertir A Coruña en una urbe más amable para los ciclistas mediante una red de rutas "ciclables", viales por los que puedan circular bicicletas con seguridad pero no de forma exclusiva. Para ayudar a la circulación, en algunas partes se han construido pequeños tramos de carril para uso exclusivo de las bicicletas. Según explican fuentes del antiguo Gobierno municipal, no se trata de carriles bici, sino de actuaciones para "complementar" la ruta ciclista y evitar que las bicicletas se metan "en rotondas o en cruces con coches".

Una de las actuaciones del PMUS fue la construcción de un vial para bicicletas con una longitud de unos diez metros que ocupa la esquina entre el paseo de Ronda y la ronda de Nelle, elevado con respecto a la calzada y en el que no pueden entrar vehículos de motor. Según fuentes del Partido Popular, este tramo no está "incompleto", sino que permite que las bicicletas no tomen la rotonda por la calzada. Para complementar viales como este, en algunas zonas de la ciudad se ha limitado la circulación de los vehículos a treinta kilómetros por hora, y se han realizado señalizaciones "para favorecer la circulación de las bicicleta" en algunos barrios donde no hay sitio para construir un carril-bici completo.

El tesorero de la asociación Mobi-liza y responsable de la Escola da Bici Fran García, defiende la pertinencia de los objetivos del PMUS, pero cree que la mayor parte de los usuarios no conoce exactamente para qué sirven los tramos para ciclistas. Actualmente, señala, el plan "quedó sin ejecutar" y ahora mismo no mejora la circulación por la ciudad. Según explica, "si se diseña una carretera de coches de diez metros nadie andaría por ella. La gente ahora mismo solo ve ese tramo, que solo no sirve de nada".

Otro de los viales para bicicletas creados dentro del PMUS se sitúa bajo uno de los puentes de Alfonso Molina, enlazando las calles Puga y Parga, y Fernando Rey. Con esta obra, según el grupo municipal del PP, se busca que los ciclistas que quieran cruzar no entren en el carril de circulación de los vehículos y así evitar "que haya más problemas de tráfico". Cuenta con un semáforo especial para los ciclistas y un aparcamiento para bicicletas y motos. Sin embargo, García considera que en la intervención por esta zona se cometió una "chapuza", pues la ruta para bicicletas continúa con un tramo en el que el carril bici pasa por el medio de la acera, en vez de estar a un lado. Esto va a provocar "conflictos con los peatones, sí o sí", considera García.

De acuerdo con García, el plan "tardó bastante" en arrancar y, al final del mandato popular, se "aceleró", lo que conllevó que algunas de las actuaciones "no se hicieran de la manera correcta". Una de las deficiencias está en el cruce de la calle Vizcaya con la avenida de Arteixo, donde estaba planeado un paso para bicicletas que "quedó a medias" y no se llegó a ejecutar. Los ciclistas que provienen de la calle Vizcaya vienen de una vía limitada a treinta kilómetros por hora, pero, al entrar en la avenida, "no sabes lo que hacer y tienes que apañártelas". Desde el cambio de Gobierno municipal, señala García, no se ha visto "avance" en la ejecución del PMUS, aunque cree que el Gobierno local "está por la labor de fomentar una movilidad responsable".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine