Vecinos de Monte Alto exigen que el plan de reforma para la plaza sea consensuado

Recuerdan que el PP nunca les enseñó el proyecto y reclaman que reforme la zona pero con su opinión

31.08.2015 | 14:42
Plaza del mercado de Monte Alto.

Los vecinos de Monte Alto reclaman que cualquier reforma que se aborde en la plaza del mercado del barrio cuente con la opinión y las sugerencias de los residentes en el entorno. El Concello informó el viernes de que revisará las reformas de las plazas que anunció el PP antes de las elecciones -San Pablo, Monte Alto y Sagrada Familia- y cuya ejecución se realizaría entre 2016 y 2017. Tras el anuncio, el presidente de la asociación vecinal, Alberte Fernández, recuerda que la mejora es imprescindible y que, independientemente del proyecto que se diseñe, no se puede abandonar.

La situación del espacio público, añade, está lejos de ser óptima. Es el caso del aparcamiento, que "sufre filtraciones y está muy mal". En la actualidad, estas filtraciones se canalizan mediante conductos provisionales. "Pensamos como entidad que dicha reforma debe ser participada tanto por los vecinos como por la gente que tiene sus puestos en el mercado", declara Fernández. Cuestionado por si el proyecto del PP para el entorno contaba con su aprobación, el portavoz de la agrupación mayoritaria del barrio revela que el plan nunca llegó a sus manos.

"Nunca nos explicaron lo que iban a hacer, pedimos que nos lo enseñaran, pero nunca lo hicieron, nunca nos pidieron opinión ni nos pidieron aportaciones", reprocha. "Por eso digo que el nuevo gobierno debería hablar con la gente que trabaja en la plaza y con los vecinos con el fin de conocer las necesidades y las aportaciones a la reforma, que debe hacerse, insisto", exige.

El mal estado de la plaza queda recogido en el análisis que realiza el arquitecto Jacobo Rodríguez-Losada, autor del proyecto de reforma encargado por el Ejecutivo de Carlos Negreira. Para el diseñador, el resultado de este ejemplo de la "arquitectura de hormigón de los ochenta" es una estructura "bastante caótica y de lectura complicada", con una "imagen confusa", que convierte al lugar en algo "más cerca de un espacio residual que de un verdadero centro de barrio".

La construcción del mercado en 1982 pretendía dar a este lugar una función de punto de encuentro para Monte Alto. Pero la configuración elegida para la instalación, que incluye un aparcamiento soterrado, hizo que la plaza resultante no lograse el objetivo deseado. A dos meses de las elecciones, el Ejecutivo municipal anunció la mejora del entorno, con un presupuesto de 100.000 euros para 2015 y de 761.000 para 2016, año en el que realmente se preveía ejecutar esta inversión.

El Gobierno municipal quiere mejorar el diseño y los servicios del proyecto anterior, que pretendía albergar simultáneamente una zona de juegos de niños y una zona de estancia para mayores (con una marquesina), además de la impermeabilización de la cubierta del parking, la reparación de canalizaciones y la instalación de un nuevo pavimento.

En menos de tres meses el PP anunció tres reformas de plazas públicas antes de las elecciones del 24 de mayo. Todas las obras comenzarían a finales de año o en 2016 y, en el caso del la plaza de San Pablo, se prolongaría hasta 2017. En Monte Alto se llegó a licitar la obra y hay 16 empresas a la espera del fallo del concurso. San Pablo también está licitada pero tampoco quedó adjudicada. En el caso de la Sagrada Familia, se emplearían recursos de las Áreas de Rehabilitación Integral.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine