Langosteira, planes que se desvanecen

Pemex y Beijing 3E, las dos grandes inversiones millonarias que se anunciaron hace tres años en presencia de Feijóo y Rajoy, siguen estancadas en la recta final de las obras de la dársena

11.09.2015 | 11:47
Consejo de administración de la Autoridad Portuaria, en octubre de 2012, que autorizó a Pemex a construir una terminal en el puerto exterior.

A mediados de 2012 la Autoridad Portuaria de A Coruña proclamaba con alharacas que dos compañías internacionales preveían realizar inversiones millonarias en el puerto exterior, cuya construcción había comenzado siete años antes. Según el anuncio, la china Beijing 3E proyectaba gastar 270 millones de euros en la instalación de una planta de generación de energía a partir del reciclaje de aceite de buques. La petrolera estatal mexicana Pemex, por su parte, planeaba asentar una base europea en la dársena de punta Langosteira para distribuir todos sus productos, una inversión entonces valorada en 58 millones de euros. En mayo y octubre de aquel año se avanzaba en cada operación con la firma de un acuerdo con los chinos y la autorización a los mexicanos para instalarse en Langosteira, respectivamente. Los orientales tardarían tres años en levantar su nave; los centroamericanos debían empezar la suya en 2013. La Autoridad Portuaria asegura que ambas empresas aún están interesadas en sus proyectos y que prosiguen los contactos. Hoy, ni unos ni otros operan en el puerto exterior de A Coruña y desde hace tres años no han dado señales meridianas de querer instalarse.

22 de mayo de 2012. Losada: "Una magnífica noticia para el puerto exterior". El presidente del Puerto, Enrique Losada, y un representante de la empresa china Beijing 3E firman un acuerdo en La Moncloa para la construcción de una terminal de producción de energía en los muelles de Langosteira por 270 millones. El proyecto se ejecutaría en dos fases y la terminal tardaría tres años en construirse. Losada subraya que al puerto exterior se le abren "magníficas perspectivas". Omite un detalle que se conocerá más tarde, en octubre: la empresa condicionaba el inicio del proyecto en A Coruña a la conclusión de otro similar que tenía en marcha en Europa en colaboración con un socio industrial.

10 de agosto de 2012. Feijóo: "Una firma histórica para el sistema portuario gallego". Pemex, la cuarta petrolera más importante del mundo, anuncia que instalará su base logística para toda Europa en punta Langosteira. La compañía formula la solicitud formal para que el Puerto le ceda tres hectáreas para asentarse en la dársena exterior con una terminal de graneles líquidos, primer paso de una operación que el Puerto calcula que supondrá un incremento de sus ingresos en un 15% y que los tráficos aumentarán en un 20%. Losada informa de que la cesión de los terrenos portuarios a Pemex será por 35 años, el plazo máximo legal. El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, proclama que con el desembarco de Pemex en Galicia el puerto exterior se convierte en "una puerta privilegiada entre Europa y América".

3 de octubre de 2012. Negreira: "Pemex ha callado muchas bocas". El Puerto reúne a su consejo de administración para dar luz verde a Pemex para la construcción, a mediados de 2013, de su terminal en Langosteira. Las previsiones apuntan a que la nave estará terminada entre 2014 y 2015. Ocuparía 30.000 metros cuadrados y supondrá una inversión de 26,5 millones de euros, aunque el grupo mexicano pretende instalar también su propio pantalán con un coste de 30,5 millones. Estos detalles se comunican el mismo mes en que se celebran elecciones autonómicas. El entonces alcalde, el popular Carlos Negreira, replica a los críticos con el futuro de la dársena: "Pemex calla muchas bocas. Pondrá un sello de calidad internacional en el puerto exterior".

14 de mayo de 2013. Losada: "Estas operaciones tienen su tiempo, van quemando etapas". Revés en las previsiones. La llegada de Pemex para empezar a obrar no será en 2013 y su operatividad no despegará entre 2014 y 2015. Hasta 2016 o principios de 2017 no se instalará en la dársena exterior, se calcula ahora. El cambio de plazos lo comparte el presidente portuario en un encuentro con la prensa. "Hay que pasar por numerosos trámites", justifica. Las exigencias medioambientales demoran la redacción del proyecto de la terminal, por ejemplo. Pese al retraso, presume de que "la primera petrolera de Latinoamérica ha solicitado una concesión administrativa en Langosteira" y augura que el puerto exterior "será rentable". Los planes de Beijing 3E son más confusos. Losada, que ha viajado a China unos meses antes, dice que la empresa "ha paralizado temporalmente su inversión al considerar que las condiciones que presenta la economía española en la actualidad no generan confianza" y desaconsejan de momento su instalación.

17 de diciembre de 2013. Pemex llega a acuerdos en Vigo y "analiza" en A Coruña. Pemex y el Puerto utilizan distinto vocabulario. Después de que la petrolera llegue a un acuerdo para la construcción de cuatro buques en los astilleros de Vigo, un alto cargo de la petrolera afirma que es "prioritario cerrar" esta operación antes que avanzar en el proyecto de punta Langosteira. "Lo seguiremos analizando en función de la viabilidad que tenga para nosotros. Viene ahora una reforma energética que podría suponer cambios. Por eso vamos a ver todos los proyectos a la luz de esos cambios", advierte. Desde la Autoridad Portuaria no salen palabras que transmitan incertidumbre y fuentes de la entidad siguen aludiendo a los trámites -solicitud para ingresar un aval, ingreso del aval, preparación del proyecto- para explicar la falta de avances y aseguran que hay "colaboración" con Pemex e "intercambio de información".

Agosto de 2013-octubre de 2014. Los chinos no indemnizarán y aún se lo están pensando. A falta de informaciones precisas procedentes de la Autoridad Portuaria o de la propia empresa, la única fuente que proporciona algo de claridad sobre la inversión de Beijing 3E en Langosteira es el Gobierno central al responder a varias preguntas del senador socialista Javier Losada en 2013 y 2014. Informa de que la empresa china continúa "estudiando la viabilidad" de operar en la instalación coruñesa. Nada más. Añade un matiz nunca apuntado por el Puerto: que el acuerdo firmado en mayo de 2012 no recoge ninguna penalización a la compañía o indemnización a la Autoridad Portuaria en caso de que Beijing 3E abandone el proyecto, ya que el único compromiso suscrito es el de "analizar la viabilidad".

2 de marzo de 2015. Pérdidas de Pemex, proyecto en el aire. "No hay ningún cambio en lo anunciado mientras no haya ninguna comunicación oficial". Sin más explicaciones, señalan fuentes de Pemex que la empresa mantiene su proyecto en Langosteira días después de que la petrolera informase de que las pérdidas sufridas en 2014 ascendían a 17.900 millones de dólares. El Gobierno mexicano le ordena reducir sus inversiones en 3.660 millones de euros. Pemex niega que ese recorte anule los planes previstos en el puerto coruñés, pero continúa sin aludir a fechas para iniciar las obras de la terminal y para comenzar a operar.

9 de septiembre de 2015. El PSOE da por anuladas las inversiones. Hasta esta semana las últimas alusiones oficiales a los proyectos del Pemex y Beijing 3E surgían de Losada. En una entrevista a este periódico en julio de 2014 decía que el plan de la petrolera estaba en fase de redacción y tramitación y que la inversión china "no está congelada" pero requiere un proceso "muy largo". El PSOE gallego aseguró este miércoles al criticar la situación del Puerto que estas empresas han descartado sus respectivos proyectos en A Coruña. El organismo portuario responde que se mantienen y que Pemex renovó en agosto el aval de su concesión. Sigue sin dar plazos una vez más.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine