Ronda de Outeiro 66-64

Multa de 700.000 euros a la farmacia registrada por la Guardia Civil en 2014

El Superior confirma las sanciones que le impuso Sanidade en 2013 por distribuir medicamentos de forma irregular

24.09.2015 | 09:34
Farmacia en la ronda de Outeiro 66-64.

Fue socia del líder de la trama farmacéutica

La farmacia Burgueño de la ronda de Outeiro número 64-66 de A Coruña que fue registrada y precintada un par de días en noviembre del año pasado por la Guardia Civil tras la detención del propietario del almacén farmacéutico Celtifarma Carlos Iván López, que después ingresó en prisión acusado de liderar una trama de venta ilegal de medicinas al extranjero, deberá abonar una multa de 700.000 euros por distribución de medicamentos a otros sin autorización, entre otras infracciones.

La Consellería de Sanidade fue la que le impuso tres sanciones en 2013 pero la botica recurrió y ahora el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) acaba de confirmar en una sentencia firme la resolución de la Xunta y además le impone las costas.

Sanidade le impuso una sanción de 600.000 euros por una infracción grave de un artículo de la Ley de Ordenación Farmacéutica de Galicia sobre la distribución de medicamentos a otras farmacias, almacenes o personas sin autorización; otros 30.000 euros por otra infracción grave por incumplir los requisitos de la normativa y las buenas prácticas en la distribución de medicamentos; y 70.000 euros por otra vulneración grave respecto a las obligaciones del personal de una farmacia. La farmacéutica solicitó que se anulase la resolución de la Xunta y subsidiariamente que se rebajasen las sanciones al mínimo, 151.000 euros en total, lo que fue rechazado.

La titular de la botica declaró primero que no era cierto que hubiese suministrado medicamentos a Celtifarma SL, sino que los compró a laboratorios que los entregaron luego a un transportista y éste los remitió a Celtifarma. Los magistrados recordaron que una farmacia dispensa medicamentos, no distribuye y ni la propia titular discutió que "entregó los medicamentos a un almacén de distribución".

La farmacéutica también negó que ocultase información a Sanidade o que tuviese relación con Celtifarma "en cuyo almacén admitió el depósito de medicamentos". Señaló que cuando se inició el expediente de la Xunta "ya no era socia de CI 1, SL", otra de las empresas del supuesto líder de la trama farmacéutica, Carlos Iván Pérez.

El Superior destacó las contradicciones de la boticaria sobre facturas, por negar su relación con Celtifarma y luego admitir que le guardaba medicamentos "y que tiene un contrato al efecto"; por no presentar facturas de un laboratorio y luego éste informar de nueve envíos; y por no decir que no sabía nada de las entregas a nombre de Celtifarma en el local anexo a la farmacia, propiedad de CI 1 SL, cuando "hay documentos en el expediente que prueban la recepción de la mercancía por la oficina de farmacia".

La detención de Carlos Iván Pérez, vecino de la Ciudad Vieja, se produjo en la operación Noisa que desmanteló la que según la Guardia Civil y la Agencia Tributaria era la mayor red en España de venta ilegal de medicinas al extranjero.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine