Una pareja será juzgada por aterrorizar al hijo de ella de seis años y quemarle los genitales

Una profesora del niño percibió que "caminaba muy mal" y lo llevó al hospital. La Fiscalía exige que los acusados sean condenados a ocho años de cárcel por lo sucedido

26.09.2015 | 18:12

Un niño de seis años que residía en la avenida de A Sardiñeira fue sometido durante al menos cuatro meses a "una situación de terror y maltrato físico constante". Su madre y su pareja sentimental lo insultaban a diario, le gritaban constantemente y se dirigían a él con expresiones como "cerdo, asqueroso o burro", según relata el fiscal en su informe sobre los hechos, en el que asegura que el procesado llegó a escupirle en la cara. El pequeño recibía "fuertes bofetadas" y, en alguna ocasión, su madre le bajó los pantalones para azotarle con un cinturón. La Fiscalía describe cómo el imputado, con frecuencia, "le tiraba con violencia del pene" y le quemaba los genitales con un mechero. "Todo ello, con pleno conocimiento de la otra acusada, que para paliar las heridas le administraba Betadine", subraya el representante del Ministerio público.

El clima de terror en el que vivía el niño se exacerbaba por las noches cuando el procesado se quedaba a solas con él en la vivienda del barrio de Os Mallos. Las brutales agresiones fueron descubiertas el 28 de octubre de 2011 por una profesora del colegio del Agra do Orzán en el que estudiaba la víctima. El día anterior, el compañero sentimental de la procesada le había causado numerosas lesiones en los genitales, entre ellas, quemaduras. La maestra percibió que el pequeño "caminaba muy mal" y, tras explorarlo, lo trasladó de inmediato al servicio de urgencias del Materno Infantil. El niño permaneció hospitalizado 11 días.

Tanto los servicios sociales, que se hicieron cargo del pequeño, como la Policía Nacional tuvieron constancia de los hechos ese mismo día. Los acusados fueron detenidos y, el 30 de octubre, el Juzgado de Instrucción número 7 de A Coruña decretó su ingreso en prisión provisional sin fianza. El acusado salió de la cárcel el 12 de diciembre de 2011; y la procesada, el 17 de febrero de 2012. Ninguno de los dos puede aproximarse al niño.

La Fiscalía reclama que la madre de la víctima sea condenada a la inhabilitación para ejercer la patria potestad, a ocho años y medio de cárcel, a la prohibición de acercarse a menos de 200 metros de su hijo y comunicarse con él durante 20 años y a la privación del derecho a la tenencia y porte de armas durante cinco años. Para el sospechoso, el Ministerio público demanda al juez que le imponga ocho años de prisión, 16 años de alejamiento del menor y cinco años de privación del derecho a la tenencia y porte de armas. Además, reclama que ambos procesados indemnicen al pequeño con 15.000 euros por los daños psicológicos que le causaron. El fiscal también solicita que el imputado le abone 1.000 euros por las lesiones que le causó el 27 de octubre de 2011.

El maltrato y la situación de terror en la que vivió el pequeño entre junio y octubre de 2011 le ha provocado "síntomas de ansiedad con miedos intensos, con aparición de conductas disruptivas como forma de resolver los problemas y una baja autoestima", según destaca la acusación pública en su escrito de calificación, en el que advierte que esas vivencias dejarán "inevitables secuelas cuya determinación exacta solo se producirá al completar su desarrollo". El pequeño nació en noviembre de 2004 y hasta junio de 2011, cuando se mudó a vivir con su madre y su pareja, residió con una amiga de la procesada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine