Un tribunal obliga a EDAR Bens a readmitir a una aspirante al contrato de gestión de lodos

La licitación, iniciada hace casi año y medio, estuvo paralizada ante el recurso de Gestán, una de las participantes, que fue excluida por no probar su solvencia técnica

03.10.2015 | 00:58
Instalaciones de la planta depuradora de Bens.

La gestión de los residuos peligrosos procedentes de la planta de depuración de aguas residuales de Bens y de las estaciones de Lorbé y Xubín en Oleiros y Barrañán y A Groba en Arteixo, lleva casi año y medio en proceso de licitación mientras que la explotación del servicio ya se adjudicó el pasado mes de abril.

El motivo de la demora fue un recurso que presentó una de las empresas aspirantes al contrato por haber sido excluida de la licitación y sobre todo el retraso de la EDAR Bens (empresa supramunicipal que gestiona el saneamiento) en enviar la documentación, seis meses. El recurso se presentó ante el Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales, que mantuvo suspendido el procedimiento de contratación un tiempo, y que le dio la razón a la empresa excluida.

La gestión de los lodos que producen la depuradora de Bens y las de Oleiros y Arteixo se sacó a licitación en junio de 2014 por un importe de 3.322.508 euros (sin IVA). Se presentaron cuatro empresas: Toca Salgado (Toysal) y Xiloga en unión temporal; Cespa (Ferrovial), Gestán Medioambiental y Conteco (Contenedores de La Coruña).

Tras abrir el sobre A en diciembre de 2014 con la documentación para acreditar la solvencia técnica y profesional, se excluyeron de la contratación a Toysal-Xiloga y Gestán por entender que tenía "vicios insubsanables".

La primera no presentó recurso pero Gestán recurrió al Tribunal Administrativo el pasado diciembre. Los responsables de la EDAR Bens no enviaron la documentación al tribunal hasta junio de este año y explicaron que la demora se debía a "diversas incidencias técnicas, a problemas con la traducción de documentación y a la demora en la respuesta de la asesoría jurídica de la entidad".

El tribunal concedió entonces la medida cautelar de suspensión del procedimiento de contratación y se demoró así la apertura de los sobres B y C. Cespa, otra aspirante al contrato, se unió a EDAR Bens en la alegación contra el recurso de Gestán.

Los responsables de la sociedad Edar Bens (en la que están representados varios concellos de la comarca) explicaron que excluyeron a Gestán porque no acreditó que cumplía la normativa ambiental ni la anotación en el registro de productores de residuos; que sus instalaciones autorizadas "no cumplen la capacidad de tratamiento de los residuos exigida" en el pliego del concurso ni para generar tecnosuelos; y sobre todo considera insubsanable que no acredita su solvencia técnica y profesional.

Gestán Medioambiental expuso que por error parte de la documentación detallada la había reservado para el sobre B, y en ella constaba la acreditación de solvencia al asegurar el compromiso de distintas empresas para realizar los trabajos complementarios (entidades de tratamiento de lodos y de otros residuos o de transportes) y poner sus medios materiales y humanos, además de que estas empresas cuentan con todas las autorizaciones.

Tanto la EDAR Bens como Cespa replicaron que los propios certificados que aportó Gestán reconocían que no cumplían porque la inscripción en el registro aún estaba tramitándose, y no se puede valorar que cumple basándose en la "hipótesis" de que finalmente consiga las autorizaciones.

Agregó que también vulneró el principio de igualdad de trato de los licitantes, que sí tenían todo en regla, además de señalar que no probó que tiene capacidad para tratar los lodos que se generarán, 40,5 millones de kilos al año, cuando la propia autorización de la Xunta les da permiso para tratar solo 30 millones.

El Tribunal Administrativo resolvió que en contratación no puede haber un "excesivo formalismo" porque es contrario a los principios de libertad de concurrencia así que se le debe dar una oportunidad a Gestán y comprobar que lo que dice es cierto: que se abra el sobre B y se vea si la documentación que aportó es la que se pedía en el sobre A y puede acreditar su solvencia técnica.

Este órgano decidió por lo tanto que se admitiese a Gestán y se abriesen los sobres B de todas las empresas y luego el tribunal de la Edar Bens decidiese si cumplía o no los requisitos y seguía admitida o al contrario, se le excluía de nuevo.

Ante esta resolución el pasado 3 de septiembre se reunió la mesa de contratación y abrieron los sobres B, la oferta técnica, tanto de Cespa como de Conteco y también Gestán. Ahora el tribunal tiene que analizar si la documentación de esta última es válida y la convoca también para la última fase, la apertura del sobre C con las ofertas económicas.

Uno de los presentes en la mesa de contratación preguntó por el plazo previsto para terminar con este largo proceso y el secretario aseguró que procurará valorar las ofertas de los sobres B "con la mayor celeridad" para "compensar el gran retraso del presente procedimiento", aunque no llegó a concretar un plazo.

EDAR Bens ahora deberá anunciar la fecha de apertura de las ofertas económicas y luego reunirse para analizarlas y evaluar y, por fin, adjudicar el servicio de retirada y transporte de lodos, arenas, grasas, aceites y residuos del desbaste de las aguas residuales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Javier de Toro, jefe del servicio de reumatología del Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña, responderá a preguntas de los lectores este jueves a las 11.30

 

 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine