Cumbre abierta por el billete del bus

El Concello prevé mantener el precio y Tranvías, que el año pasado confirmó que subiría en 2016, espera a conocer factores como el IPC general o del combustible para calcular las tarifas

07.10.2015 | 15:57
Una autobús urbano circula por la calle San Andrés.

Claves

  • Congelado en 2015. Este año se ha mantenido el precio de los billetes porque la plantilla renunció el año pasado al aumento de sueldo pactado por convenio. 2015 fue un año electoral
  • 2016. Tranvías afirmó el año pasado que las tarifas subirían en 2016 "como todos los años", aunque ahora asegura que las negociará. El Concello quiere mantener los precios otro año
  • Fórmula. Los precios se fijan por la aplicación de una fórmula matemática en la que intervienen el IPC, el beneficio de la empresa, la gasolina, los salarios y el precio de los autobuses

El Gobierno local pretende mantener el precio del billete del bus urbano en 2016, como ocurre este año, a través de un cambio de aplicación de la fórmula matemática que determina las tarifas. Pero su previsión quizá no coincida con la de la empresa concesionaria, ya que la Compañía de Tranvías espera a conocer factores que influyen en el cálculo tarifario, como el IPC general o el de los combustibles, para definir su propuesta de precios para el año próximo. La negociación está abierta y hasta el 31 de diciembre pueden durar los contactos. El Concello planteará también la reducción del coste a algunos colectivos

El precio del billete del bus urbano se aborda con cautela cada año, por eso el Gobierno local y la Compañía de Tranvías cuidan el uso del lenguaje al negociar las tarifas del próximo ejercicio, que generalmente suben unos céntimos con respecto al año anterior. El edil de Mobilidade Sostible, Daniel Díaz, respondió en el pleno del lunes al grupo del BNG que el Ejecutivo de Marea tiene "la previsión de no incrementar la tarifa del bus en 2016". Utilizó el término "previsión" porque nada garantiza hasta el momento que el precio vaya a ser el mismo que en 2015. Por ahora el Concello conversa con Tranvías, concesionaria que no se pronuncia sobre sus intenciones o previsiones y que aún no ha presentado al Gobierno local su propuesta tarifaria para el próximo año.

El presidente de la empresa, José Prada, aclaró hace un año que el precio del bus en 2015 iba a ser el mismo que en 2014: es decir, 1,30 euros el billete sencillo; 85 céntimos el de los usuarios de la tarjeta Millennium; 33 céntimos el de desempleados, jubilados, discapacitados y escolares; y 30 céntimos el de los universitarios. Esa congelación se debía a que los trabajadores de Tranvías habían renunciado al incremento de su sueldo para este año, explicó. Pero matizó a continuación que en 2016 volvería a subir "como todos los años" porque el aumento salarial pactado por la plantilla desde 2011 sí repercutiría en la fórmula polinómica que determina la fijación de las tarifas.

A menos de tres meses para que termine el año -el plazo para fijar los precios concluye el 31 de diciembre-, la concesionaria se guarda sus propósitos sobre la tarifa del bus una vez conocida la intención del Concello de mantener las tarifas. "Desde la Compañía de Tranvías se respeta cualquier valoración respecto a esta cuestión. No obstante, hay que indicar que todavía se tienen que analizar los factores que influyen en el cálculo tarifario como el IPC o el IPC del combustible para confirmar oficialmente cualquier resultado al respecto", manifiestan fuentes de la empresa.

El concejal de Mobilidade Sostible añadió el lunes que el Gobierno local está revisando la aplicación de la fórmula polinómica por la que se establecen los precios del bus, en la que intervienen como factores los salarios, el gasóleo, el precio franco de fábrica de los vehículos, el IPC y beneficio de la empresa, que en 2014 fue de 4,4 millones de euros, uno más que el ejercicio anterior. Estas variables serán las que se analicen en la negociación entre Tranvías y el Concello, de manera que aunque alguna pueda determinar que el precio del billete aumente el próximo año otra en cambio motive el descenso o el mantenimiento.

Fuentes del comité de empresa de Tranvías aclaran que las negociaciones aún sin resolver que tienen con la compañía por el convenio colectivo no repercutirán en el establecimiento de los precios de los billetes el próximo año.

El Ayuntamiento prevé también realizar una "reordenación tarifaria para reducir el coste a determinados colectivos", apunta Díaz, aspecto que forma parte de la negociación. Ha comenzado además la fiscalización de la compañía, como recogía en el programa con el que concurrió a las elecciones municipales de mayo, y le ha enviado la petición de documentación económica relativa a la concesión.

El tarifa del bus urbano suele incrementarse unos pocos céntimos con el cambio de ejercicio. Para 2015, un año electoral, se congeló, aunque por la renuncia de la plantilla al aumento salarial.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine