Los conflictos urbanísticos de la ciudad

Una sentencia sobre otro polígono de Collazo obliga a un nuevo cambio en el plan general

El fallo anula las medidas para proteger el núcleo tradicional de Vío al estimar que no están justificadas - Otros dos recursos sobre A Zapateira fueron desestimados

07.10.2015 | 01:57
Núcleo tradicional de Vío, a la derecha, con el polígono a la izquierda y Pocomaco en primer plano.

A la sentencia del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia sobre el polígono de As Rañas que obliga a modificar el plan general se suma otra del mismo órgano judicial, que puede ser recurrida, referida al parque empresarial de Vío y que forzará otro cambio en la normativa urbanística aprobada en 2013, aunque en este caso favorable a los promotores de ese asentamiento industrial, Manuel Jove y José Collazo. Este último empresario es también promotor del polígono de As Rañas en compañía de Ángel Jove, hermano de su socio en Vío.

Los propietarios del polígono ven estimado parcialmente el recurso que presentaron contra la modificación del plan parcial de Vío, basado en que el plan general no justificaba adecuadamente los cambios que se habían introducido para proteger el núcleo tradicional de viviendas existente en la zona.

Frente a estos reveses judiciales contra el plan general, el Tribunal Superior da la razón al Ayuntamiento en dos recursos presentados contra la calificación de varias fincas en A Zapateira, sobre las que confirma que deben ser consideradas como suelo urbano no consolidado por no disponer de los servicios necesarios para ser calificadas como consolidado.

En el caso de Vío, la modificación del plan parcial que aprobó el Ayuntamiento pretendía crear un espacio intermedio entre el polígono y el núcleo tradicional de viviendas. Al contestar a la demanda, argumentó que no se incluía una previsión económica de esta iniciativa por estimar que solo se trataba de "reajustar" el proyecto anterior y que los propietarios del polígono no sufrirían ningún perjuicio económico porque no se verían obligados a perder edificabilidad.

El Ayuntamiento estableció la obligación de crear pantallas visuales entre las naves industriales y las viviendas del núcleo tradicional mediante hileras de árboles y la de obtener suelo para construir un enlace viario del polígono con la tercera ronda, aunque el Tribunal Superior el plan general tan solo figura que deben crearse "zonas de transición" para separar los núcleos rurales y que las pantallas vegetales no se corresponden con esa figura. También se advierte en la sentencia de que si se mantiene la edificabilidad y se reduce el tamaño de las parcelas se produce "una mayor concentración de lo edificado" que considera perjudicial desde el punto de vista paisajístico, por lo que estima parcialmente el recurso de los promotores, a quienes niega que no tuvieran que modificar la carretera de enlace del polígono.

El parque empresarial de Vío, situado junto a Pocomaco, es junto con el de As Rañas uno de los más claros exponentes de la crisis económica, ya que desde su conclusión permaneció completamente vacío hasta que uno de sus propietarios, Manuel Jove, decidió trasladar allí la sede de una de sus empresas, la factoría textil Caramelo. El resto del polígono permanece a la espera de una coyuntura favorable, mientras en sus parcelas se acumula la maleza. Una de las iniciativas adoptadas para intentar su despegue fue la de calificarlo como "plataforma de apoyo al puerto exterior", aunque hasta ahora no ha generado ningún resultado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine