Marea votará en contra de devolver la paga extra, que promete abonar en 2016

El Ejecutivo achaca su decisión a la urgencia del cambio de cuentas, pactado con el PSOE, aunque garantiza incluir el salario retirado en 2012 en los presupuestos

16.10.2015 | 12:59
Imagen de la Junta de Gobierno local celebrada ayer.

PP y BNG presentarán sendas mociones para que se apruebe el reintegro a los funcionarios

La Marea Atlántica, la formación que sostiene el Gobierno municipal en minoría, votará en contra de los tres votos particulares, dos del PP y uno del BNG, que se presentarán sobre la propuesta de modificación presupuestaria que será sometida a votación por tercera vez en el pleno extraordinario del martes.

En dos de estas enmiendas, tanto populares como nacionalistas reclaman al Concello que reserve una partida para poder devolver a los funcionarios el 26,23% de la paga extra devengada en 2012, tal y como marca el decreto aprobado por el Gobierno central el 12 de septiembre. La Marea Atlántica votará en contra de estas dos propuestas si bien fuentes del Gobierno municipal aseguraron que estos fondos sí se incluirán en los próximos presupuestos de 2016, todavía en fase de elaboración.

¿El motivo? El actual Ejecutivo solo tiene posibilidad de dar luz verde a esta modificación del presupuesto si se aprueba exactamente tal y como había sido pactada con los socialistas. Los concejales del PSOE ya mostraron su negativa a aceptar cualquier cambio, por mínimo que sea, al votar en el pleno del 14 de septiembre en contra de la modificación del presupuesto que incluía una enmienda del BNG para incorporar 30.000 euros al área de Igualdade. Esta enmienda, eso sí, salió adelante con el único voto a favor del BNG, ya que el resto de partidos, PSOE incluido, se abstuvieron.

El Gobierno municipal también asegura que el decreto aprobado por el Ejecutivo de Mariano Rajoy exime de cumplir este año con esta devolución de la extra a las administraciones cuya situación financiera lo impida, algo que, alegan, ocurre en A Coruña "por la mala gestión económica del PP".

Según fuentes del Ejecutivo, la modificación del presupuesto debe aprobarse "por encima de todo" al incluir 2,5 millones de euros para el pago de facturas y otras partidas para "emergencias sociales". El portavoz de los socialistas, José Manuel Dapena, ya dejó entrever ayer cual sería la postura de la Marea en este sentido al asegurar que desde el Gobierno local se les había garantizado que el acuerdo alcanzado con los socialistas se aprobaría al pie de la letra.

El voto en contra de Marea en el próximo pleno puede, sin embargo, no ser suficiente para frenar los votos particulares y preservar la integridad del acuerdo que exigen los socialistas. Si PP y BNG se unen para votar a favor de alguna de las enmiendas, como en las que ambos proponen reservar este 2015 fondos para el pago de parte de la extra de los funcionarios, los ediles de Marea precisarían sumar el voto en contra del PSOE para tumbarlas.

Los socialistas no aclararon ayer cual será su postura ante los votos particulares de la oposición al no haber tenido acceso a ellos, si bien se comprometieron a "mantener la integridad" del modificativo pactado con Marea. En el caso de la extra de los funcionarios, Dapena dio por hecho que será devuelta el año que viene. "Percibirán la totalidad de la paga extra o lo que quede por pagar en enero aunque, si se puede pagar una parte en 2015, estaríamos encantados", aseguró.

Con esta son ya tres las veces que el Gobierno intenta aprobar en pleno una modificación del presupuesto. En la primera ocasión, la propuesta fue ideada por la Marea en solitario, mientras que en la segunda ya había sido pactada con los socialistas. El cambio asciende a 4,2 millones de euros, de los que 2,5 se destinarán al pago de facturas comerciales pendientes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine