Los mariscadores exigen ayudas a la Xunta al ascender al 20% la mortalidad de la almeja

Los trabajadores denuncian que, al aumentar el nivel de fangos en el fondo de O Burgo, los bivalvos están fuera del agua durante más tiempo y se debilitan hasta que mueren

20.10.2015 | 15:13
Los mariscadores, ayer, ante la Delegación del Gobierno.

Los mariscadores de la ría de O Burgo salieron ayer a la calle para exigir subvenciones que les ayuden a afrontar la situación "crítica" que están viviendo. Y es que el estuario ha sufrido varios cierres durante este año, tantos que su situación económica se ha visto resentida. A los altos niveles de hidrocarburos y de toxina, los mariscadores suman ahora la mortalidad de las almejas, que llega al 20%. Exigen el saneamiento inmediato de la ría y que las actuaciones que se vayan a ejecutar sean publicadas en los boletines oficiales. Cargan contra la conselleira do Mar, Rosa Quintana, por no "solucionar" sus problemas

Los mariscadores de la ría de O Burgo se manifestaron ayer desde la Casa do Mar hasta la Delegación del Gobierno para exigir a la Xunta compensaciones que les ayuden a paliar la grave situación económica por la que están pasando este año. Los trabajadores se quejan de los altos niveles de contaminación del estuario y es que, este año, se les prohibió la extracción de producto hasta en tres ocasiones por vertidos de hidrocarburos. A esta situación y a los cierres por toxina se le suma la alta mortalidad de la almeja, que los mariscadores cifran en un 20%.

"Reclamamos el dragado urgente de la ría de O Burgo al Gobierno central y a la Consellería do Mar que habilite una línea de ayudas para los mariscadores a pie y a flote, porque las administraciones reconocen que hay un problema, pero no se nos está dando una solución", explicaba ayer uno de los portavoces de la Agrupación de Mariscadores a Pé de la Cofradía de Pescadores, Manuel Baldomir. Los trabajadores del sector no cuentan con un informe de la Xunta que les explique a qué se debe esta mortandad.

"Nosotros creemos que los bivalvos se mueren porque el nivel de la arena, con la contaminación, sube, entonces el marisco está fuera del agua más tiempo, se debilita y se muere", comentaba ayer Baldomir. La especie más afectada por esta situación es la almeja fina, que es la que alcanza un mayor precio en el mercado.

"De tres meses solo trabajamos doce días", dijo ayer el presidente de mariscadores a flote, Alfredo Busto. El sector se considera "abandonado" por las administraciones y se queja de que la ría de O Burgo está perdiendo a diario capacidad productiva y que eso afecta también a los mariscadores, que tienen que hacer frente a recibos de la Seguridad Social y no tienen capacidad económica para pagarlos.

El portavoz de los mariscadores a pie, Manuel Baldomir, declaró ayer que, si la conselleira do Mar, Rosa Quintana, "no es capaz" de encontrar una solución a sus problemas, que "abandone" el cargo y que "deje a otra persona" que pueda hacer frente a la situación.

Los mariscadores exigen que el Ministerio de Medio Ambiente explique las actuaciones que se van a hacer para regenerar la ría de O Burgo, que se publique el calendario de las obras en los boletines oficiales. El Estado prevé presentar el proyecto constructivo del dragado el 10 de noviembre, que se someterá después a exposición pública.

En el borrador de los presupuestos, el Estado hace la previsión de destinar a la regeneración de A Pasaxe un millón de euros en 2016 y dos millones en 2017, 2018 y 2019. En total, siete millones de euros para la limpieza de una ría que, en los años ochenta, daba trabajo a dos mil mariscadores. Su capacidad productiva era del 80%. En la actualidad, apenas llega al 20%.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine