Análisis de los presupuestos de 2016 para A Coruña

Inversiones inconcretas con fondo electoral

Los presupuestos estatales y gallegos reservan partidas para grandes proyectos como la intermodal, el tren a Langosteira, el puente de A Pasaxe y la ría de O Burgo, pero sin precisar actuaciones ni plazos

25.10.2015 | 20:12
Integración sin proyecto. La intermodal reunirá en San Cristóbal trenes y autobuses. El Estado reduce la inversión prevista el año pasado y la agota en 2016 con un millón; la Xunta gastará 10,8 hasta 2019. Aún no hay proyecto.

La política tiende a latir al ritmo que marcan las elecciones. La elaboración de los presupuestos anuales sirve para constatar esa interrelación. Si las urnas están próximas, los grandes proyectos estrenan partidas de inversión o reciben aportaciones más altas que otros años; si no hay comicios generales, autonómicos o municipales a la vista, las cuantías son menores o esas grandes obras anunciadas por los gobiernos todavía pueden esperar a ser presupuestadas. El Estado en gran medida y la Xunta en menor han tenido en cuenta la cita electoral del próximo 20 de diciembre, las generales, para diseñar unas inversiones en A Coruña para 2016 dirigidas a impulsar infraestructuras en las que en ejercicios anteriores no hubo gastos significativos por parte de las administraciones y que ahora engordan. El PP ha celebrado las partidas, mientras los grupos de la oposición y el Gobierno local de Marea las han calificado de "insuficientes" o "muy mejorables".

La conexión por tren al puerto exterior, la estación intermodal, la ampliación del puente de A Pasaxe, el saneamiento integral de la ría de O Burgo han suscitado más atención que otros años en los coruñeses al contar para el próximo ejercicio, según los presupuestos nacionales y autonómicos, con sus primeras inversiones o con unas nuevas más cuantiosas.

Repiten proyectos que acumulan gastos anuales pero siguen sin concretar plazos de ejecución o no avanzan de manera visible, como ocurre con la ampliación de la avenida de Alfonso Molina, la reforma de la terminal de Alvedro, la construcción del Vial 18 o las murallas de la Ciudad Alta.

Otras grandes obras con financiación estatal y autonómica agotarán sus inversiones en 2016, como la tercera ronda, para la que aún hay partidas para teóricos trabajos menores en algunas zonas del vial, el acceso por carretera al puerto exterior y la reforma de la Fábrica de Tabacos para su transformación en sede de órganos judiciales.

EEstación intermodal. Xunta y Estado mantienen su apuesta por la integración de la estación de autobuses y la de ferrocarril en la instalación de San Cristóbal. Es de lo único que pueden presumir ambos gobiernos antes del 20 de diciembre, porque la obra no estará finalizada hasta por lo menos 2019. Desde Santiago se informa de que los 426.000 euros que se gastará el Ejecutivo de Alberto Núñez Feijóo en 2016 -340.000 proceden de los fondos europeos de desarrollo regional- son para diseñar el proyecto y, si cabe, iniciar la licitación; reserva partidas millonarias para los tres años siguientes, hasta 10,8 millones. El Gobierno de Mariano Rajoy aportará un millón de euros en la intermodal, pero cierra el grifo después, pese a que el año pasado preveía invertir 8,2 millones en dos ejercicios.

EPuerto exterior. El tren por un lado, la carretera por otro. Son materia del Estado. El enlace ferroviario pasa de 65.000 euros de inversión en 2015 a dos millones en 2016, pero solo para la redacción del proyecto de un trazado cuya ejecución tiene un coste previsto de 132 millones de euros. La conexión viaria entre la AG-55 y la dársena exterior está casi acabada y debería estar en funcionamiento en diciembre -el mes de las elecciones-, según anunció la ministra Ana Pastor el mes pasado, aunque la infraestructura tiene una partida de 14,7 millones el próximo año.

ERía de O Burgo. Mariscadores, pescadores, vecinos, alcaldes de la comarca y la mayoría de los partidos políticos han presionado para que el Estado y la Xunta presupuesten partidas consistentes para la limpieza integral del estuario. El millón que gastará el Gobierno central en 2016 y los siete en total hasta 2019 no convencen a los afectados porque no advierten la planificación de trabajos concretos. El Ejecutivo gallego centra su implicación en la ría con actuaciones en el entorno hasta 2018 que el año próximo comprometerán 1,6 millones; serán en un tanque de tormentas en Oleiros y bombeos en Cambre, pero los trabajos de dragado brillan por su ausencia en los presupuestos anunciados esta semana.

EPuente de A Pasaxe. Otra relevante infraestructura en fase de proyecto. La titular de Fomento aprovechó la cercanía de las elecciones municipales para anunciar en la primera mitad del año que el puente de A Pasaxe iba a ser ampliado con el objeto de acabar con los constantes problemas de circulación al acceder a la ciudad desde los municipios más cercanos. En agosto los presupuestos del Estado reservaron 25,8 millones de euros por lo menos hasta 2019. La partida inicial, 800.000 euros el próximo año, se dedicará a la teoría: elaborar el proyecto de ejecución, que debería licitarse antes de que acabe este mismo año.

EAlvedro. La pista quedó ampliada este verano, 400 metros más, aunque sin las ayudas a la navegación que reclaman los trabajadores del aeropuerto en la cabecera sur para evitar los desvíos de vuelos, sobre todo a Santiago, por las condiciones meteorológicas adversas. El Gobierno de Rajoy presupuesta la remodelación de la terminal en 1,56 millones hasta 2018, con una partida de 890.000 euros para el próximo año.

ETercera ronda. Otro proyecto estatal. La AC-14, el vial de circunvalación inaugurado en marzo pasado por la ministra de Fomento como si estuviera completo, tiene pendientes pequeños trabajos en el tramo Lonzas-A Zapateira en la zona de Mesoiro y Pocomaco. Son flecos que podrían estar rematados este año y que requieren todavía inversión, si no no se explica por qué los presupuestos nacionales consignan casi 8 millones en 2016 y 460.000 euros el año siguiente.

EAlfonso Molina. Aunque ni el Estado ni la Xunta financiarán la ampliación del principal acceso a la ciudad porque lo hará la concesionaria de la AP-9, Audasa, las cuentas nacionales reflejan cada año simbólicas cantidades. En 2016 es de 10.000 euros, 90.000 menos que este ejercicio. Fomento y el Gobierno de Marea se han reunido en Madrid para tratar por qué modelo de ampliación se apuesta; la Administración local se decanta por un estilo más "humanizado" con carriles para bicis y peatones, propuesta que la agrupación local del PP, que en su mandato apenas avanzó en el proyecto, critica. Audasa también asumirá la construcción del Vial 18 que unirá la AP-9 y la tercera ronda, carretera que en las cuentas estatales conserva los 100.000 euros de inversión y de la que no hay avances prácticos.

EFábrica de Tabacos. La gran inversión del Gobierno de Feijóo en 2016. El próximo año consumará la inyección presupuestaria porque, en principio, la obra estará terminada y la nueva sede judicial entrará en funcionamiento. La antigua Fábrica de Tabacos albergará la Audiencia Provincial, la Fiscalía (salvo la que está en el Tribunal Superior de Galicia), el Juzgado de Menores, el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria y la Secretaría de Coordinación. La obra va a buen ritmo, asegura la Xunta, con las estructuras apuntaladas. La última partida supera los 8,3 millones.

EOfimático. La parálisis que durante muchos años impidió actuaciones en el polígono residencial se fue abandonando desde el año pasado, cuando se ejecutaron polémicos desalojos y se apuraron los trabajos de urbanización, y a partir de este ejercicio, al empezar a edificar bloques de viviendas dos cooperativas de propietarios. La Xunta tiene un solar comercial que ha dividido en tres parcelas, para cuya adecuación reserva 3,7 millones; la construcción de 40 pisos de promoción pública atraerá algo más de un millón de euros en 2016.

EHospital. También la Xunta tiene compromisos presupuestarios. A la tercera fase del plan director del centro le queda concretar la ampliación de áreas e instalaciones, entre ellas un aparcamiento. Sanidade, a quien se le solicitó esta semana, no ha proporcionado información a este periódico sobre los trabajos que deben concluirse ni sobre si hay inversiones previstas más allá del próximo año, para el que hay casi tres millones -más de la mitad que el año anterior-, en el caso de que siga sin finalizar el plan.

ENovo Mesoiro. El barrio coruñés entra en la proyección presupuestaria de la Xunta después de que sus vecinos exigiesen todo el año la construcción de un colegio de Primaria por estar ubicados lejos de la zona los centros escolares más próximos. La partida autonómica es de 627.000 euros previstos en principio para la redacción del proyecto. No hay plazos para la ejecución de la obra ni tampoco más consignaciones para después de 2016.

EMurallas. El proyecto de reformar el amurallado que rodea la Ciudad Vieja tendrá continuidad en las aportaciones del Ejecutivo estatal. El próximo año habrá 869.000 euros de inversión y en 2017, 1,5 millones. Con el PP en el Gobierno local se hicieron trabajos alrededor del Abente y Lago y junto a los jardines de A Maestranza, donde el plan recoge la instalación de un ascensor que conecte las dos cotas.

EOtras inversiones. El Gobierno central reservó para los próximos ejercicios cantidades que tienen como finalidad invertir en la mejora de instalaciones de distinto uso, como el Centro Oceanográfico, cuya remodelación abarcará al menos dos años y más de tres millones de gasto en total, y la Real Academia Galega, que requiere de más 1,5 millones y más de un año de trabajos para su rehabilitación. El Gobierno gallego reafirma algunos compromisos con la ciudad mediante conciertos subvencionados con entidades como el Consorcio para la Promoción de la Música (2,1 millones para la Orquesta Sinfónica), el colegio Calvo Sotelo (107.000 euros), el CGAI (125.000), la Real Academia de Belas Artes (40.000), el INEF Galicia (2,8 millones) y acuerdos entre la Diputación y el centro Rafael Puga Ramón (490.000 euros). También impulsará acciones para crear sendas peatonales y ciclistas (1,2 millones) y desarrollar el transporte metropolitano (4,4 millones), planes que no vienen acompañados de explicaciones concretas. El agujero negro en la planificación inversora de la Xunta es el centro de salud en el mercado de Santa Lucía, anunciado durante el Gobierno local del PP.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Javier de Toro, jefe del servicio de reumatología del Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña, responderá a preguntas de los lectores este jueves a las 11.30

 

 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine