Los furtivos vuelven a la ría de O Burgo a pesar de las malas mareas para faenar

El sector solicitó una reunión con la conselleira do Mar hace quince días pero afirma que aún no ha recibido respuesta - "Nos ahogan", denuncian los mariscadores

03.11.2015 | 14:43
Los furtivos vuelven a la ría de O Burgo a pesar de las malas mareas para faenar

Los furtivos volvieron ayer a faenar a la ría de O Burgo. Los mariscadores avistaron a siete que, sobre las dos y media de la tarde, extraían almeja del estuario. El portavoz de la Agrupación de Mariscadores a Pé, Manuel Baldomir, se queja de que la conselleira do Mar, Rosa Quintana, no haya contestado a la solicitud de entrevista con el sector para hablar sobre cómo combatir el furtivismo.

Los mariscadores no han salido a faenar esta semana porque las mareas "son malas" para las capturas. "A los cierres por hidrocarburos y por toxinas, a la mortandad de la almeja, que es ya del 20% le tenemos que añadir que los furtivos se llevan el poco marisco que hay. Nos están ahogando", se queja Baldomir.

El portavoz de los mariscadores alerta además de que poner en el mercado estos productos extraídos de manera ilegal es un "peligro" para los consumidores, ya que los bivalvos no han pasado por el proceso de depuración necesario. Y es que, a pesar de que la ría es apta para el marisqueo, sus productos no pueden ser consumidas directamente, sino que tienen que pasar antes por la depuradora o por un cocedero, por su contenido bacteriano.

"Parece que, con el cierre por toxinas, el marisco consiguió crecer un poco, pero ahora se lo llevan los furtivos", lamenta Baldomir, que denuncia la pasividad con la que la Administración autonómica afronta este problema. "Parece que quieren hundir el marisqueo y que este sector estorba por protestar", dice el portavoz de los trabajadores con carné.

La ría de O Burgo se ha enfrentado este año a varios cierres, el más largo, de un mes, por los altos niveles de hidrocarburos registrados en los bivalvos y, el último, de poco más de una semana, entre finales de septiembre y principios de octubre. Durante este año, la mortalidad de las almejas se ha elevado hasta el 20% por causas que los mariscadores todavía desconocen, aunque apuntan a que el alto nivel de los lodos hace que las almejas pasen más tiempo fuera del agua y que no reciban los nutrientes necesarios para sobrevivir. El hecho de que entrase en vigor en julio la modificación del Código Penal que califica como delito el furtivismo y no como una falta, los mariscadores consideran que no ha surtido el efecto esperado. No ha frenado su actividad.

El 10 de noviembre está previsto que se presente el proyecto constructivo de la ría de O Burgo, el que desvelará los detalles del dragado, tan demandado por vecinos y mariscadores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine