El Gobierno local critica que la Xunta relegue a Alvedro y el PP alega que no decide las rutas

Se opone a que el Gobierno gallego vea solo Lavacolla con proyección internacional y reclama vuelos al extranjero desde la ciudad - El PSOE coruñés reclama acuerdos entre ciudades y fuerzas políticas

03.11.2015 | 15:31
Un avión en la zona de pista ampliada del aeropuerto de Alvedro.

Claves

  • Gobierno local. Defiende que Alvedro coordine rutas con Lavacolla al ser ambos aeropuertos complementarios. Niega la sumisión al supuesto carácter internacional de la terminal santiaguesa, como le acusó el PP local, y reclama más vuelos al extranjero en la ciudad. Exige a la Xunta y a los populares en A Coruña que se pongan de acuerdo en qué mapa aeroportuario quieren
  • PP. Primero censuró al Gobierno local por “someterse” al de Santiago respecto al modelo de aeropuerto y cuando la Xunta atribuyó solo a Lavacolla la condición de terminal de proyección internacional no emitió críticas. Argumenta que la Xunta no tiene competencias sobre el Estado en política aeroportuaria y que la propuesta de Fomento coincide con la del PP local
  • PSOE. Critica el “ninguneo” de la Xunta a Alvedro por no darle ayudas ni apoyos. Demanda un trato igualitario para las tres infraestructuras gallegas e insta a que las fuerzas políticas y las ciudades negocien y acuerden el mercado y tráfico de cada una
  • BNG. Exige a la Xunta que pida al Estado la competencia sobre aeropuertos para gestionar un sistema propio que refuerce las rutas internacionales y fomente la intermodalidad

La proyección internacional que la Xunta atribuye solo a Lavacolla entre las tres terminales gallegas en un informe anexo al presupuesto autonómico de 2016 ha puesto en evidencia el desencuentro entre el Gobierno de Marea y el PP sobre la política aeroportuaria gallega. El Ejecutivo de Xulio Ferreiro reclama que se refuercen los vuelos internacionales en Alvedro, como también ha hecho la Cámara de Comercio, y critica a los populares por diseñar un mapa aéreo sin establecer igualdad entre los tres aeródromos. El PP alega que la Xunta no tiene competencia sobre los tráficos frente al Estado. Los socialistas demandan acuerdo entre ciudades y partidos y un trato igualitario y el BNG exige que los tres aeropuertos sean gestionados por la Xunta

La jerarquía que la Xunta establece en los aeropuertos gallegos, con Alvedro y Peinador como infraestructuras de tráfico estatal y Lavacolla como la única con "proyección internacional", ha originado un desencuentro más entre el Gobierno local y el PP en plena celebración del comité de coordinación de los tres aeródromos. El Ejecutivo de Marea reclama a Fomento que potencie los vuelos internacionales en A Coruña, como le transmitió el alcalde a la ministra Ana Pastor la semana pasada en la reunión del comité en Madrid; el grupo municipal de los populares, que hace un mes alertaba de que el Concello se sometía al de Santiago al aceptar que solo Lavacolla operase con enlaces internacionales, afirma ahora que los destinos de cada aeropuerto los elabora el Ministerio con cada ciudad y que la Xunta no tiene competencias frente a la compañía estatal AENA.

El PP local, a través de la edil Rosa Gallego, censuró directamente al Gobierno local a comienzos de octubre por la "sumisión" del alcalde, Xulio Ferreiro, al regidor compostelano, Martiño Noriega. El concejal de Emprego e Economía Social, Alberto Lema, corrigió a Gallego y resaltó que lo que defiende el Ayuntamiento es coordinar las rutas con Santiago y ampliar las conexiones internacionales. Ahora Lema extiende las críticas al PP en dos direcciones.

Al Gobierno autonómico popular le reprocha que "jerarquice los aeropuertos sin consultar antes a cada uno el diseño del mapa aéreo", como queda de manifiesto en la memoria de objetivo y programas que acompaña al proyecto del presupuesto de 2016. "Los aeropuertos de Peinador, en Vigo, y de Alvedro, en A Coruña, desarrollan la función de conexión entre regiones urbanas nacionales, donde prevalecen los viajes de negocio aunque cada vez más atraen viajes de turismo y mercancías", se lee en una página de ese informe. "El aeropuerto de Lavacolla en Santiago es una pieza fundamental en la proyección internacional", añade el texto.

El Gobierno de Marea también critica al PP local por acusar al Concello de sumisión a los intereses de Santiago cuando la propia agrupación popular se ciñe a la postura de la Xunta sin oponerse a ella. "Sería bueno que el PP municipal y el autonómico se pusieran de acuerdo de una vez sobre lo que piensan que debe ser el mapa aeroportuario gallego", señala Lema.

Desde las filas populares no surge ahora, al trascender el análisis de la Xunta sobre las comunicaciones gallegas, ninguna reacción de preocupación por que pudieran desaparecer los vuelos internacionales de Alvedro y que A Coruña sea considerada un punto de conexiones nacionales, como advirtió hace un mes Rosa Gallego. "La Xunta no tiene competencias ni fuerza ejecutiva sobre AENA. La propuesta sobre aeropuertos que defiende el PP está recogida en el documento que Fomento ha elaborado con la ciudad, en el que Alvedro y Peinador tienen destinos nacionales e internacionales de acuerdo a sus necesidades y sin limitaciones", responden fuentes del PP municipal.

El grupo local del PSOE interviene en el conflicto reclamando que no sea la Xunta la única en decidir qué mercado y qué tráficos interesan a las ciudades. Los socialistas demandan "un trato equilibrado e igualitario para los tres aeropuertos gallegos" y hacen un llamamiento a la negociación y al acuerdo a las fuerzas políticas y a las ciudades implicadas.

El BNG local evita hacer reclamaciones concretas para Alvedro y se decanta por que la Xunta solicite al Estado la transferencia de la competencia sobre los aeropuertos de la comunidad para "gestionarlos conjuntamente con las autoridades locales y otras entidades públicas para articular un sistema aeroportuario integrado gallego basado en la cooperación, colaboración e igualdad de los tres aeropuertos". Con esta fórmula se podría, según el BNG, reforzar las rutas internacionales, sobre todo las transoceánicas, y diseñar una red de conexiones intermodales.

La Cámara de Comercio se unió la semana pasada a los sectores que discuten la categoría estatal que la Xunta atribuye a Alvedro frente a Lavacolla y advirtió de que la pérdida de vuelos internacionales supondría un perjuicio para la ciudad y la comarca. El organismo hizo un llamamiento a las instituciones para defender la permanencia de las rutas al extranjero en beneficio del desarrollo empresarial y turístico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine