La Xunta promete aumentar los guardacostas y los mariscadores lo consideran insuficiente

"El sector sabe que la Administración trabaja de su lado", dice la conselleira do Mar, que insta a no comprar marisco ilegal para combatir el furtivismo

04.11.2015 | 16:34
La Xunta promete aumentar los guardacostas y los mariscadores lo consideran insuficiente

Los mariscadores de la ría de O Burgo critican a la conselleira do Mar, Rosa Quintana, que ayer estuvo en A Coruña y aseguró que su departamento está trabajando del lado de los afectados por el furtivismo. Esta visita se produjo tan solo un día después de que hasta siete mariscadores sin carné bajasen a faenar a la ría, aprovechando que no lo hacían los mariscadores de la cofradía porque las mareas no son lo suficientemente buenas para la extracción del producto.

Para el portavoz de la Agrupación de Mariscadores a Pie, Manuel Baldomir, las declaraciones de la conselleira do Mar asegurando que están "de su lado" son "una risa", habida cuenta de que el sector le había pedido una reunión hace quince días y que no recibió respuesta.

"Hace un mes hubo una reunión sectorial y nos dijo que, en doce días, se iba a volver a reunir con nosotros, incluso nos dijo que podría venir a A Coruña", relata Baldomir. Sin embargo, el plazo pasó y en la Cofradía de Pescadores no recibieron respuesta, ni siquiera cuando reiteraron la petición. "El sector profesional sabe que la Administración está trabajando de su lado", sentenció la conselleira.

Quintana recordó ayer en su visita a la lonja de A Coruña que el borrador de los presupuestos de la Xunta para 2016 prevé un incremento del 11% de la partida destinada a guardacostas, que sumará veinte plazas a las ya existentes. "Para nosotros ese incremento no significa nada, porque lo estamos viendo. Hay furtivos en la ría todos los días. Los mariscadores seguimos vigilando la zona, aunque esa no es nuestra labor, y también avisando a la Administración cuando vemos que hay furtivos, pero vemos que no les hacen nada", se queja Baldomir.

El portavoz de los mariscadores asegura que el cambio en el Código Penal que, desde el 1 de julio califica como delito el furtivismo, tampoco ha funcionado como el revulsivo esperado. "Seguro que no quieren colapsar los juzgados, así que no les hacen nada, no cambia nada, es más de lo mismo", relata Baldomir.

La conselleira do Mar puso ayer el foco en los consumidores para frenar el furtivismo y les instó a que solo pongan en sus mesas productos que hayan sido extraídos de manera legal y con todas las garantías.

El año 2015 está siendo especialmente malo para los mariscadores de la ría de O Burgo, ya que, en su primer trimestre, registró hasta tres cierres -uno de un mes- por altos niveles de hidrocarburos y, después, al menos en dos ocasiones más, por toxinas. A esta situación, los mariscadores han de añadirle que la mortalidad de la almeja alcanza el 20%, por lo que, cuando pueden faenar, no consiguen llegar al cupo máximo de sus capturas, sino a la mitad. Esa cifra se reduce si antes que ellos han bajado los furtivos. Baldomir alerta de que, aunque la ría produce bivalvos aptos para el consumo, no deben comerse sin haber sido depurados, por lo que considera que el furtivismo es también un problema de salud pública. Los mariscadores esperan ahora a que el Estado presente su proyecto de dragado de la ría para conocer cómo será su futuro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine